Solo resta esperar con paciencia

  Cartas de lectores

Solo resta esperar con paciencia

Esperando para movilizarnos a un lugar donde respiremos aire puro.

Ojalá que, a pesar de todas las circunstancias por las que estamos atravesando, nos encontremos con el ánimo grande, es decir, esperanzados. Esperando para visitar a nuestros seres queridos, que no los hemos visto en esta cuarentena.

Esperando para movilizarnos a un lugar donde respiremos aire puro. Esperando, algunos de nosotros, para asistir regularmente a nuestros sitios habituales de trabajo. Esperando, en el caso de nuestros hijos, el momento oportuno para acudir presencialmente a las clases.

El tiempo pasa rápido y pronto estaremos juntos. Pero, al igual que el atleta, que se alista para una prueba deportiva fortaleciendo sus músculos, nos ha tocado a nosotros, en este tiempo, fortalecer nuestro espíritu, y esto lo estamos logrando con cada una de las actividades que nos hemos propuesto realizar en nuestros hogares.

Mario Monteverde Rodríguez