Réplica a “Geraldine”, columna de opinión de la Sra. Catrina Tala

  Cartas de lectores

Réplica a “Geraldine”, columna de opinión de la Sra. Catrina Tala

Lamento no tener coincidencias con usted, pero al menos le solicito respeto, ese mismo respeto por la diversidad que usted tanto reclama

Estimada Sra. Tala: mi defensa irrenunciable por la vida está basada, en su aspecto legal, tanto en normativa nacional como internacional: la Constitución del Ecuador en su art. 45 ordena: el Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción…”; Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 4; Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, art. 6; Convención Interamericana sobre Derechos Humanos, art. 4; etc. Le recomiendo que lea, así sea un poquito. Toda la información que expongo está debidamente refrendada en documentos demostrables.

Con relación a no mostrar voluntad de consenso, me permito aclararle que soy feminista, pero de aquellas que admiran a mujeres como Hellen Keller, primera persona sordomuda en graduarse en la universidad, o Tránsito Amaguaña, luchadora por los derechos de los indígenas en nuestro país. Lamento decepcionarla pero no puedo admirar ni respaldar a quienes consideran que luchar por derechos de las mujeres consiste en desnudar su cuerpo en las calles, defecar en plazas públicas y profanar histéricamente templos y lugares de culto. Ese feminismo no comparto. Ojalá no profundice su animadversión contra mí por eso.

Luego reafirma su “preocupación” por mi postura antiderechos. ¿Cuáles deben prevalecer? ¿Los suyos? ¿Los de grupos que gozan de su afecto? Lamento que su visión mínima, extraña y unidireccional de la sociedad le impida percatarse de que existen otros colectivos que luchan, con derecho, por la vida, y que sus ideales son muy legítimos, y que en lo particular los defiendo con entereza y valentía.

No voy a respaldar la despenalización del aborto por causal de violación sin denuncia porque al despenalizar el aborto producto de un acto típico criminal, es la denuncia el inicio de la merecida persecución penal. No voy a apoyar ese tipo de aborto sin temporalidad porque constituye una acción execrable, perversa y enferma con la vida en desarrollo en el vientre materno. Lamento no tener coincidencias con usted, pero al menos le solicito respeto, ese mismo respeto por la diversidad que usted tanto reclama.

Geraldine Weber Moreno

Asambleísta