Cartas de lectores

Las peleas de gallos

Los dueños de gallos y perros son los que deberían pelear en duelos a muerte, como gladiadores, grecorromanos, y así demostrar que son bravos, valerosos, con bravura y coraje, y no hacer señor director, haciendo que seres inocentes se maten para ellos quedar satisfechos desfogando sus instintos de pelea y agresividad.

Porque en esta vida sí hay justicia, la divina, y lo que le hacemos a otros, tarde o temprano también nos lo harán a nosotros o a nuestros descendientes, por cuatro generaciones, como se lo recalca en varias porciones de la Escritura (Éxodo 20:5 y 34:6 y7).

Miguel Ulloa Paredes