Cartas de lectores

Paremos ya la corrupción

Mucho se habla de la corrupción.  Editorialistas, comentaristas, ciudadanos comunes, autoridades de todo rango y condición, no se diga de los políticos que en tiempos de campaña utilizan como eslogan “Voy a combatir la corrupción”, es más, en cada discurso lo dicen en voz alta; en cada eje de sus programas de gobierno está incluido, como si estas palabritas fueran el imán para convencer a los ciudadanos de que deben depositar su voto en favor de ellos. Me pregunto si alguno de los 17 millones de ecuatorianos tenemos real conciencia de su significado. Por ej., cuando vamos a elaborar la carta de venta de un vehículo muchas veces lo hacemos por un valor menor al real para pagar menos impuestos, ¿no es esto corrupción?  Cuando cometemos una infracción de tránsito y un agente nos detiene para emitirnos una boleta de multa, muchas veces el propio agente lo insinúa o de lo contrario nosotros le ofrecemos un valor para evitar la multa, ¿no es esto corrupción? ¿Como los negociados de funcionarios públicos, ministros, y tantas otras autoridades? Como ocurren tanto y constantemente, nosotros mismos le encontramos justificación para aceptarlo como algo normal. Pero no es lo normal. Ya es hora de parar: que nosotros como ciudadanos digamos No a la corrupción. No necesitamos la aparición de un dictador que venga a cortar cabezas. Comprometámonos a denunciar al funcionario corrupto, no demos coimas a agentes o funcionarios de tránsito o de cualquier otro tipo, frenemos nosotros como ciudadanos las inmoralidades y sinvergüencerías. Es nuestra hora, podemos hacerlo, depende de nosotros mismos.

Jacinto Mancero Gando