Molestias por trabajos de regeneración urbana

  Cartas de lectores

Molestias por trabajos de regeneración urbana

El proyecto de regeneración urbana en la ciudad de Guayaquil, sacando los adoquines viejos y reemplazándolos por nuevos, nos ha dejado un malestar terrible a los moradores del centro. Un problema más que agrava nuestro diario vivir. El contratista dejó unas planchas de hierro en la calle, tapando las tapas de las alcantarillas, seguramente para que no las roben, pero ocasionó un problema pues al pasar los buses y automóviles por encima de ellas, el ruido que producen realmente se vuelve insoportable. Hemos llamado al Municipio, sin respuesta. Frente a mi domicilio está el edificio de la Fiscalía. Me imagino que no pueden trabajar con ese ruido todo el día. Ni quiero decir lo que es en la noche, cuando el silencio reina y pretendemos dormir. Entre el ruido de las planchas, el escándalo de las prostitutas, el entorno de las calles Antepara y 9 de Octubre, hasta José Mascote y 9 de Octubre es realmente insostenible. Y las autoridades municipales, bien gracias. Quiero además señalar que el Hospicio de la Conferencia San Vicente de Paul funciona en la calle Antepara, y es el lugar de vivienda de ancianas, las cuales no pueden descansar ni de noche ni de día.

Esperamos que nuestra queja sea publicada para que las autoridades municipales tomen carta en el asunto y retiren las planchas que tanto malestar ocasionan.

Martha Valencia