Cartas de lectores

Modernizar y fortalecer los partidos políticos

¡No es dable que la codicia como virtud sea patente de corso en ciertos líderes!

Ante todo hay que pensar y actuar por el bien de la patria. Vivimos en un régimen de democracia representativa moderna y dentro de ese sistema el fortalecimiento de los partidos políticos resulta de muy urgente necesidad. La institucionalidad partidaria es lo que les da fortaleza y lo que se asienta como base de una funcional democracia representativa. Los partidos políticos son herramientas electorales que no pueden quedarse en esa dimensión tan solo. Deben renacer como expresión de los electores en materia de pensamiento y para constituir sus estructuras partidarias. Resulta indispensable implementar los círculos de estudio de los problemas y soluciones nacionales, los que en los actuales momentos brillan por su ausencia. En ellos la democracia debe prevalecer sobre los intereses de caudillos o de pequeños y poderosos grupos políticos y económicos.

Señor director, la modernización y fortalecimiento de las agrupaciones políticas conducirá a mejorar nuestro débil sistema democrático y por consiguiente a seleccionar mejor los candidatos, mejor conformación de la Asamblea Nacional y mejor funcionamiento de las instituciones democráticas que nos gobiernan. El preservar las estructuras envejecidas nos llevaría cada vez más a enfrentar escenarios en los que se elijan personas incompetentes, deshonestas, sin trayectoria, sin evidentes destrezas y conocimientos para ser parlamentarios o gobernantes. Este fenómeno fue lo que aconteció en el último proceso electoral.

Nuestra democracia tendrá muchas falencias. Mientras no luchemos por mejorar las instituciones que gobiernan nuestra democracia, la decadencia sería cada vez más notable y los ecuatorianos terminaremos perdiendo nuestra fe democrática, cuando no es esta sino los partidos políticos los que están causando esa perturbación de descrédito. ¡No es dable que la codicia como virtud sea patente de corso en ciertos líderes!

Ec. Mario Vargas Ochoa