Cartas de lectores

El método científico en el fútbol y en la vida diaria

El método científico constituye una guía para pensar y razonar; conocer o investigar, y un modo de trabajo

En el marco de la Copa América se podría comprobar, por ejemplo, por qué no encendió la televisión al querer ver el partido entre Ecuador y Brasil. Aplicamos el método científico, que es un conjunto de técnicas y procedimientos que permiten producir conocimiento y solucionar problemas en cualquier aspecto de la vida. Para entenderlo, llevaremos a la práctica las seis etapas. La primera es la observación de los más mínimos detalles, características, rasgos y comportamientos. Presiono el botón de encendido del control remoto y no enciende la televisión. Presiono directamente el botón de encendido de la televisión y tampoco funciona. Verifico que el enchufe esté correctamente conectado al tomacorriente y continúa sin funcionar. La segunda es explicar el fenómeno o hecho de manera objetiva: ¿por qué no encendió la televisión? Para ello utilizamos la hipótesis, que es la respuesta posible a una pregunta que de alguna manera puede ponerse a prueba: la televisión no funcionó porque el tomacorriente está descompuesto. La tercera es la utilización de la predicción, que es un resultado que esperaríamos obtener si la hipótesis es correcta: si el enchufe de corriente está descompuesto, conecto la televisión en otro tomacorriente y debería solucionarse el problema. La cuarta es la puesta en práctica de la predicción a través de un experimento: conecto la televisión en otro tomacorriente para verificar si funciona. Si funciona, la hipótesis es viable, si no funciona, no es viable y es probable que sea incorrecta. El método científico constituye una guía para pensar y razonar; conocer o investigar, y un modo de trabajo.