El mejor regalo a los hijos es la formación ‘in house’

  Cartas de lectores

El mejor regalo a los hijos es la
formación ‘in house’

¿Cómo pensamos mejorar el maltrato a la mujer en nuestra sociedad, si los partícipes causales no diferencian su erróneo proceder y conceptos

La preocupación de muchos en estos días ha sido la compra de regalos por las fiestas navideñas. Los padres no deben enfocar sus esfuerzos en dar cosas materiales, más provecho social es para la sociedad que los hijos reciban formación ‘in house; esto no tiene valor económico pero sí demanda constancia y visión objetiva.

Un ciudadano cercano a mi domicilio tiene dos hijos, cada uno posee un can. Ellos acostumbran a pasear a sus mascotas pero no recogen los excrementos que dejan en la vía pública, y sobre todo direccionan dicha acción a los exteriores de una tienda, cuya administradora pertenece a la etnia indígena. Al ver tal proceder, le indiqué, de la mejor manera, a uno de los jóvenes que por favor recoja esos excrementos porque desmejoran la imagen del lugar y pueden ocasionar accidentes. Su respuesta fue: “la señora barre todos los días, nada le cuesta limpiar una vez más, y además yo seré abogado”, y siguió su camino.

Analicé dichas palabras y encontré un cúmulo de desconsideración a la mujer, racismo y en especial destellos de desobediencia ciudadana a las ordenanzas municipales, amparados erróneamente en títulos académicos. ¿Cómo pensamos mejorar el maltrato a la mujer en nuestra sociedad, si los partícipes causales no diferencian su erróneo proceder y conceptos.

Ec. Marysol del Castillo