Cartas de lectores

Jaime Vargas se pasó de la raya

Tal es así que la figura de Jaime Vargas polariza, con más criterios negativos, el sector indígena.

Hay un dicho muy conocido para cuando una persona comete actos indeseables o inadecuados: “Te pasaste de la raya”. Esto es para el presidente de la Conaie, Jaime Vargas, quien no es precisamente un ejemplo de cortesía.

Eso lo sabe el presidente Moreno, quien tuvo que disimular su molestia por algunas “ofensas” recibidas, así como su gobierno por parte de Vargas. Creemos que no se puede tolerar tanta indolencia, con el pretexto de restaurar la paz del país, luego de los eventos de octubre del año pasado, cuando Jaime Vargas emitió, presuntamente, frases altisonantes: “yo ordené que no ingresen a nuestro territorio sin permiso de la comunidad; así mismo, mandé a cerrar los pozos petroleros”. No solo llamó a las Fuerzas Armadas a desconocer la autoridad del presidente Moreno, sino que pidió al comandante retirar el apoyo “a ese patojo...” “Con la CONAIE no se juega, carajo” y además, calificó de “vagos” a los ministros. También manifestó su interés de “crear un ejército propio”. Además fue a una reunión internacional en Curitiba, Brasil, y el mismo día tuvo que regresar. Luego viajó a Guatemala para participar en una asamblea de pueblos indígenas de otros países. A su llegada, la policía le exigió mostrar su pasaporte, y por no llevarlo y no permitirle ingresar, los acusó de hacer trabajo político. Ahora, según se informa desde Guatemala, él se ha definido como segundo mandatario del Ecuador.

Yaku Pérez manifestó ante todo esto “una cosa es Jaime Vargas y otra es el movimiento indígena”.

Tal es así que la figura de Jaime Vargas polariza, con más criterios negativos, el sector indígena.

Una persona de ese rango no puede tener esas cualidades negativas, que en ocasiones se exprese con imprudencia. El señor presidente Moreno debería ubicarlo y ponerlo en su lugar, lo que puede ser fructífero para el futuro del país.

Lcdo. Robespierre Rivas Ronquillo