Cartas de lectores

“Esterilizando un gato, salvamos a 100 de la calle”

Si queremos salvar cien gatos de sufrir en la calle, esterilicemos.

Cada día tiene cosas distintas, unas para bien y otras para mal, como el abandono indiscriminado de mascotas muy tiernas en los parques de la ciudad.

El sábado por la noche unas vecinas encontraron abandonado en el parque cercano a mi domicilio un gatito de casi un mes de nacido. Ellas lo rescataron, lo están estabilizando para su posterior proceso de adopción y me contaron que en el momento de rescate del pequeño felino, otra persona les indicó que eran tres gatos; dos de ellos fueron atrapados por un vecino, quien los fue a botar a otro parque (y este se salvó porque no se dejó coger). 

Vivimos en un mundo donde la ciencia ha hecho muchos avances, pero lastimosamente no han llegado a la mente de algunos seres, ya que no es solución agarrar a un animal indefenso y abandonarlo en otro sitio. El personaje de Cruella de Vil, del clásico animado de Disney titulado 101 dálmatas, es una bebé de pecho comparada con la persona con corazón de piedra que abandona mascotas muy tiernas en lugares descampados en invierno.

Las autoridades pertinentes deben fortalecer campañas de esterilización para que la ciudadanía concienticen la importancia de hacerlo. Ya es tiempo de evolucionar como sociedad. Si queremos salvar cien gatos de sufrir en la calle, esterilicemos.

Ec. Marysol del Castillo