Cartas de lectores

Que todos los ecuatorianos conscientes y patriotas arrimemos el hombro por el país

Sacrifiquemos, entonces, nuestros intereses personales y partidistas en aras de la paz y el progreso de esta tierra que nos vio nacer y a la que, como buenos ecuatorianos, amamos entrañablemente

Al Parecer, el presidente Lasso ha iniciado sus funciones con pie derecho. Hay muchos indicios y propuestas que nos hacen pensar, optimistamente, que todo va por buen camino y que las aspiraciones de los electores al igual que las consabidas ofertas de campaña, se están cumpliendo paulatinamente; aunque resulta verdaderamente comprensible que él no puede trabajar solo sino que necesita el apoyo y contingente, tanto de sus electores como del pueblo en general; tanto más si, como todos sabemos, recibió un país en pésimas condiciones, por no decir en soletas. Es menester entonces que los ecuatorianos conscientes y patriotas nos sumemos a este noble empeño, arrimando el hombro, dejando de lado ambiciones y desterrando el egocentrismo, si queremos que el país logre salir avante de este marasmo económico y social en que actualmente se encuentra, en lugar de estar pensando, maquiavélicamente, en paros, huelgas y movilizaciones que a nada conducen y que, por el contrario, desestabilizan al país, interrumpen el trabajo productivo y nos arrastran cada vez más al despeñadero. Sacrifiquemos, entonces, nuestros intereses personales y partidistas en aras de la paz y el progreso de esta tierra que nos vio nacer y a la que, como buenos ecuatorianos, amamos entrañablemente.

¡Viva la patria!

Fabiola Carrera Alemán