Cartas de lectores

Dar un ejemplo al mundo de civilidad y sentido común

Mas de setenta años dura el conflicto entre los palestinos y el Estado de Israel, pese a los esfuerzos de países mediadores como EE. UU., que en época del presidente Bill Clinton, entre diciembre de 2000 a enero de 2001, presentaron los llamados parámetros para resolver por lo menos básicamente dicho conflicto, pero este se mantiene con graves consecuencias para ambas partes. La ONU es incapaz de hacer cumplir sus resoluciones por el derecho al veto de EE. UU., lo cual dilata una solución justa y pacífica, menos aun la resolución 181 que estableció la división del territorio palestino en dos Estados, uno de mayoría israelí, y el otro árabe, considerando que ambos tienen similares derechos, aunque en 1948 Israel proclamó su Estado. Los palestinos no declararon el suyo debido a las apetencias de los países aledaños como Jordania, Siria, Egipto, que le impidieron tomar iniciativas soberanas, agravado por tratar de impedir violentamente que Israel consolidara su Estado, sin que signifique desconocer los derechos y preexistencia del pueblo palestino. Lo ideal sería que las decisiones de la ONU se cumplan y que los dos Estados acuerden una partición territorial justa y digna. Debe lograrse la coexistencia entre ambas naciones, basada en el respeto mutuo, dando un ejemplo al mundo de civilidad y sentido común.

Jorge Franklin Chambers H.