Cartas de lectores

En corto

Quien no vive de algún modo para los demás tampoco vive para sí mismo. El presente es brevísimo, el pasado, pisado y el futuro dudoso. Y aunque la vida duela, de ella aprendí que no se puede dar marcha atrás; su esencia es ir hacia adelante. La vida es una calle de sentido único. Tanta prisa tenemos por hacer, escribir, hacer dinero y dejar de oír la voz del silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante. Vivir. Cada instante que pasas angustiado, aislado, presionado, perseguido o dolido a causa de otro o del desvío de los objetivos de tu gobierno es momento de resistencia. Eres libre para hacer tus elecciones pero siempre eres prisionero de sus consecuencias.

Dr. Manuel Posso Zumárraga