Cartas de lectores

Carreteras en malas condiciones, de los cantones Milagro y Simón Bolívar

Así vivimos los campesino que damos alimentación a la patria.

Un recorrido que realizamos con un amigo ingeniero agrónomo por La garganta, Piñuelal, Carrizal, Mariscal, Sucre, Simón Bolívar, Lorenzo de Garaycoa, Río Chico fue un gran sufrimiento que nos puso los pelos de punta. Estas vías están llenas de huecos y polvorientas. Es muy complicado ir a estos sitios. Los agricultores están indignados con las autoridades cantonales y parroquiales; no hacen nada para solucionar el transporte de los productos que se llevan a los centros de abastos. Los turistas no pueden ir a comprar flores en los viveros que hay en esta zona. Los campesinos exponen que la mayor parte de los alimentos se pierden porque es dificultoso sacarlos a la ciudad pues los transportista cobran precios elevados por el pésimo estado de la carretera. Y si los sacan, los comerciantes mayoristas les pagan lo que ellos exponen; en algunos casos no queda ni para pagar el transporte. También exponen que los alcaldes y presidentes de la Junta Parroquial son miembros del Consejo Provincial y sin embargo no hacen ninguna gestión. Ya vienen las elecciones. Ahí les vamos decir en la cara de ellos que lo que ofrecieron no cumplen. Que la prefecta haga su visita y palpe cómo están estas vías, ojalá antes del invierno, ya que se convertirán en un gran lodazal. Así vivimos los campesino que damos alimentación a la patria.

Gualberto Arias Bonilla