Cartas de lectores

Calidad de los profesores ¿o quizá de los estudiantes?

Es hora de regresar a un entorno de aprendizaje de maestros excelentes, estudiantes motivados y concentrados. Luego los estándares educativos se elevarán

Numerosos artículos examinan la disminución de resultados educativos en todo el mundo y la sugerencia más común es mejorar la calidad de los profesores; pero debería ser la de los estudiantes. Las largas filas de estudiantes complacientes sentados en silencio, a menudo reforzados por una correa, mientras el maestro hablaba desaparecieron el siglo pasado. El estudiante y sus actitudes han sido una preocupación desde siempre, como Sócrates comentó hace casi 2.500 años: “Los niños ahora aman el lujo, tienen malos modales, desprecio por la autoridad; muestran falta de respeto a los mayores…”. Los problemas actuales incluyen la preocupación por las redes sociales y YouTube, donde pierden mucho tiempo y disminuye su capacidad de atención, lo que afecta su aprendizaje. También hay cambios en el tiempo que los estudiantes permanecen en la escuela, con menos trabajos, que no requieren un nivel de educación más alto que en las últimas décadas, aunque no todos los estudiantes tienen éxito en niveles superiores. Obviamente, los profesores deberían tener el mayor nivel posible, pero los bajos salarios lo dificultan. Los mayores cambios ocurrirán cuando los estudiantes puedan concentrarse en clase sin distracciones de compañeros desmotivados y tengan tiempo en casa para revisar el trabajo y completar tareas sin la distracción de sus redes sociales. Es hora de regresar a un entorno de aprendizaje de maestros excelentes, estudiantes motivados y concentrados. Luego los estándares educativos se elevarán.

Dennis Fitzgerald