Abascal, el irresponsable

  Cartas de lectores

Abascal, el irresponsable

Visto lo cual, lo raro es que la disminución del número de seguidores de ese irresponsable no sea aún mayor.

Una guerra justa, dicen los expertos, solo se da cuando se han agotado los métodos pacíficos y hay una razonable probabilidad de ganar. Lo mismo debe suceder en un golpe de Estado o en una moción de censura.

Después de pocas semanas del nuevo Gobierno -y con una crisis sanitaria cuyos grandes posibles errores han sido cometidos, incluso peores, por muchos oros países, es muy difícil de justificar la insinuación de Abascal,  primero, de intervención del Ejército y, visto su fracaso, su anunciada moción de censura, sin ni siquiera hablar antes con el PP, cuyo tajante rechazo la hace ya imposible. De la imprudencia e incompetencia al ridículo fue su afirmar que es urgentísima esa censura por la situación del país... y posponerla para septiembre al menos, quizá para no perderse las vacaciones, como ha ironizado Sánchez.

No podíamos esperar sino otra indigna payasada de quien predica disminuir impuestos y ha vivido siempre de subvenciones, se dice católico y se casó por lo civil, pavonea de valores castrenses y no ha hecho ni el servicio militar, mente cada minuto a España para tapar sus basuras, pero pone a su partido un nombre latino, etc. Visto lo cual, lo raro es que la disminución del número de seguidores de ese irresponsable no sea aún mayor.

Martín Sagrera Capdevila