TV

Mikaela Spielberg busca obtener una licencia como trabajadora sexual

La hija de Steven Spielberg dijo a The Sun que intenta forjar una carrera como actriz porno y estríper. Aseguró que cuenta con el apoyo de sus padres.

Mikaela Spielberg y Steven Spielberg, su padre adoptivo.
En la década de los noventa, Steven Spielberg y Kate Capshaw adoptaron a Mikaela George.El País / Cordon Press

Mikaela George, hija del cineasta estadounidese Steven Spielberg y de Kate Capshaw, ha revelado en exclusiva para The Sun que busca incursionar en la industria del cine para adultos, una decisión sobre la que ya había adelantado detalles por medio de redes sociales, a inicios de febrero.

En una entrevista con ese tabloide británico, en la que se describió a sí misma como una "criatura sexual", habló del momento en que lo anunció a sus padres y cuál fue su reacción. Contó que ocurrió el fin de semana pasado, a través de FaceTime, y que resultaron "intrigados" pero "no molestos".

La mujer de 23 años dijo sentirse "cansada" de no sacar un beneficio económico de sí misma: "Lo cierto es que me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo".

"También me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetecía hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien porque no me siento violada", advirtió.

Ya había publicado videos eróticos en PornHub, pero los eliminó pues aún no obtiene una licencia de trabajadora sexual de Tennessee, EE.UU. Aunque ese documento no es un requisito indispensable, ella prefiere contar con este para que "todo sea legítimo". Una vez que lo obtenga también aspira a trabajar en un club nocturno como estríper.

Sobre su plan, la hija del director de populares títulos como E.T., el extraterrestre, dijo que lo considera una opción positiva, por la que no siente por vergüenza y que se trata de una elección empoderadora.

Sin embargo, Mikaela no quiere mantener relaciones sexuales con otros en pantalla, sino que busca abrirse camino en la industria a través de clips en solitario enfocados en el fetichismo, publica El País.

"Una cuestión —afirma— de respeto a su prometido, Chuck Pankow, de 47 años, y porque sería 'una violación' de sus propios límites", cita el medio español.