Rebelde: Netflix suavizó la adolescencia

  Ocio

Rebelde: Netflix suavizó la adolescencia

La ficción, inspirada en la telenovela mexicana de 2004, está en el top 10 de Ecuador. Vimos la serie y esta es nuestra opinión

Rebelde Netflix
Los ocho protagonistas de Rebelde.Netflix

Rebelde (2004) marcó la década del 2000 gracias al poderío comunicacional de Televisa y la música pop que acompañó los 440 capítulos durante dos años de transmisión. Sus seis protagonistas se volvieron estrellas latinas y siguen en la memoria de la cultura popular.

Netflix sabe que la nostalgia trae buenos réditos y bajo esa premisa se decidió por una nueva versión de la telenovela en formato de serie.

Este Rebelde no es un remake como sus anteriores títulos, desde que se estrenó en Argentina Rebelde Way (2002). Los ocho capítulos transcurren en el mismo universo de la versión mexicana, pero luego de 18 años. Esto permite tener elementos reconocibles y una nueva trama. Aunque la ficción de la televisora azteca tenía mucho de melodrama rosa y varias situaciones inverosímiles, retrataba la adolescencia de forma cruda y real (tanto como el horario familiar lo permitía). Sin embargo, la plataforma de streaming, conocida por mostrar sin tapujos sexo, drogas y otras problemáticas, le quitó todo la rebeldía que podía tener la serie.

Rebelde Netflix

Cantante ecuatoriana forma parte de Rebelde Netflix

Leer más

El actual elenco, conformado por Azul Guaita (Jana), Giovanna Grigio (Emilia), Alejandro Puente (Sebastián), Lizeth Selene (Andi), Franco Masini (Luka), Jerónimo Cantillo (Dixon), Andrea Chaparro (MJ) y Sergio Mayer Mori (Esteban), tiene grandes promesas actorales. Su imagen y vestuario dan el ingrediente perfecto para ser ídolos de los jóvenes: hay que resaltar el pulido outfit y sentido de la moda. Los uniformes se mezclan con prendas de alta costura y marcas de diseñadores emergentes mexicanos. 

Todo el crédito es de la diseñadora Nayeli de Alba y su equipo. Inspirar a la generación Z fue la misión de este apartado, ya que la versión del 2000 impuso una moda. Por eso, cada vez que alguien luce un saco rojo enseguida piensa en Rebelde. El uso del nuevo Motorola Rzr 5G (como el icónico modelo rosa que lucía Mía Colucci), la estrellita en la frente, los looks de denim y pantalones a la cadera completan la parte visual que grita ¡nuevo milenio!

La música es otro punto en retrospectiva, aunque el álbum solo tiene cuatro canciones inéditas de 15, de las cuales tres son covers de RBD (Rebelde, Sálvame y Solo quédate en silencio); las otras van desde Britney Spears (Baby one more time) hasta José José (Lo que no fue no será), esta última la mejor versión, cantada por Franco Masini.

La aparición de dos personajes de la versión original, Celina Ferrer (directora) y Pilar Gandía (madre de Jana), se convierte en un guiño a lo que inspiró todo.

Pero el guion se siente excesivamente rápido y no se llega a entender entre el nudo y la resolución. Son tantos personajes y tan poco tiempo (cada capítulo dura cerca de 30 minutos), que no se puede conocer ninguna motivación. Solo en el primer capítulo se conoce el colegio, se presentan las ocho tramas, hablan de la importancia de RBD para el Elite Way School, se enamoran, los secuestran, presentan a la logia y terminan en un incendio. Si no se está atento, es fácil perderse en la historia, por muy sencilla que sea. Una telenovela no puede ser contada en tan pocos capítulos.