Karla González: "Me quedé con las ganas de vestir de novia a Alejandra Jaramillo"

  Ocio

Karla González: "Me quedé con las ganas de vestir de novia a Alejandra Jaramillo"

Las famosas locales confían en la creativa de moda para que les confeccione el traje que lucirán en el día más importante de sus vidas.

Karla González.
Tiene 25 años en el oficio del diseño.Cortesía

La diseñadora Karla González (44) lleva 25 años en este oficio. Cuando era niña ‘arreglaba’ los vestidos que su madre (Gina) le compraba y además cuando estudiaba en el colegio Naciones Unidas dibujaba el uniforme de las olimpiadas. “Todos los años escogía el color y el diseño, mis compañeras me hacían caso porque lo que creaba era lindo”, recuerda al contar sus inicios.

De casa en casa

Lo que a las presentadoras les queda bien o no, según los expertos

Leer más

Sus estudios superiores los hizo en Fit (Fashion Institute of Technology) en Manhattan y se especializó en novias y alta costura. Cada vez que en su familia alguien se casaba revisaba el vestido, siempre le encontraba un ‘pero’ y decía que “eso estaba mal hecho. Era muy temática con la estructura y no me cuadraban ciertos detalles”.

Esa creatividad innata la ha llevado a confeccionar hermosos trajes. Por ello es muy requerida por las famosas locales, entre ellas Ruth Del Salto, Adriana Sánchez, Gabriela Guzmán, Dayanara Peralta y Cristina Reyes, quien contrajo matrimonio el pasado febrero. Está casada con Marc Rivadeneira y solo tiene una hija (Danna). Está a punto de inaugurar su casa de moda.

Dieter Hoffmann

Dieter Hoffmann: "El Cuy y Tábata Gálvez son doble cara"

Leer más

“Nadie puede decir que yo delego algo. Soy la que toma las medidas y pruebo. Si no puedo, ese día no recibo a nadie. No puedo delegar la atención al cliente”, añade.

La mayoría de las novias deben ser muy exigentes...

Me han tocado novias que se dejan llevar, pero siempre están estresadas y todas tienen sueños raros, entre ellos que el traje que les estoy confeccionando sea verde, amarillo o de otros colores y diferente al modelo elegido. Creen que algo saldrá mal. Generalmente sugiero que reserven la fecha con seis meses de anticipación para evitar apuros en la confección. Durante la pandemia, saqué una línea de lencería y pijama. 

No quería dejar sin empleo a mi equipo, que lo conforman 14 personas. Es un trabajo laborioso, puedo quedarme hasta las cinco de la mañana en el taller porque me apasiona lo que hago. Pero si me ponen a dar de lactar, me muero. Solo tengo una hija Danna (12).

¿Por qué casi ‘se muere’?

Porque ser madre es una vocación. Yo creía que no la tenía porque nunca soñé con serlo. Lo fui porque mi esposo soñaba con ser padre. Consideré que como es un buen hombre, se lo merecía. 

Cuando la tuve, casi me muero porque no sabía lo que era y lo que implicaba. Cuando nació mi niña, estaba en cuatro paredes dando de lactar 24 horas, no podía salir ni a la esquina. Me dio depresión posparto.

Ahora soñará con vestirla de novia…

Decía que si algún día era madre, quería una hija para vestirla de novia en algún momento. Eso deseo, pero a mi hija no le gusta nada de lo relacionado a la moda. Ojalá cambie de opinión cuando crezca. Tengo una sobrina (Maite) de la misma edad, a ella le encanta ir a las tiendas conmigo y quiere coser.

Habrá tenido novias que perdieron o ganaron peso...

Una novia se hizo la liposucción y hasta glúteos se puso después de la prueba. Tuve que rearmar el traje. Otra reservó la fecha en una iglesia un año antes, cuando fue con la organizadora del evento le dijeron que no estaba separado el lugar, se lo dieron a otra de apellido rimbombante. Ella tenía el recibo. Debió cambiar la fecha. Lloró como una semana, cuando fue a la prueba parecía gusano en bolsa, se adelgazó mucho.

¿Alguna suspendió el matrimonio a última hora?

En pandemia una chica me escribió para decirme que descubrió que su novio le había sido infiel y que se suspendía todo.

¿Todavía se estila el color blanco?

Es lo más común, pero ahora hay muchas combinaciones. La gente cree que el blanco representa virginidad; significa fidelidad. Cuando una novia entra a la iglesia con la cara tapada con un velo, significa que nadie le ha puesto un dedo encima. Aunque algunas ya han tenido hijos y se tapan la cara.

¿Qué sugerencias da?

Que usen algo que las haga sentir bien y felices y que no traten de complacer a todo el mundo, porque no se puede. Cuando elijan el traje, que sea el que soñaron. No el que le gusta a la mamá, suegra, hermana...

Los creativos de moda solo ‘aman’ a las mujeres de cuerpos perfectos.

A las delgadas, gorditas, altas o bajitas les queda un solo color, se verá más estilizada la figura. Vestir a las mujeres de tallas perfectas es sencillo, el reto es a las que no tienen el cuerpo perfecto. Algunas quieren mostrar piernas, eso les luce a las altas. Y los escotes no me simpatizan mucho. 

Ahora las chicas se hacen tatuajes en el cuerpo y me ha tocado taparlos con apliques y es complicado. En una ocasión se armó un escándalo porque, en una prueba, la mamá de la novia vio que su hija tenía uno y se enfureció.

¿Cuánto ha costado el vestido más barato y el más caro que ha confeccionado?

Pues 1.200 dólares el más barato y 16.000 el más caro. Fue el de una novia que quiso cristales en todo el vestido. No puedo usar materiales de mala calidad porque es mi imagen. Son 25 años de trabajo. Hay gente que no sabe, pero otros se darán cuenta. Yo traigo telas de Rusia, Singapur, Estados Unidos, Italia, turcas. Es otro nivel.

Si tuviera que vestir a una famosa extranjera, ¿a quién le gustaría?

Me encantaría a Kate Middleton. También a la reina Letizia. Me quedé con las ganas de vestir de novia a Alejandra Jaramillo. Como la veía con Efraín Ruales, un día hablamos en un chat y le dije que me encantaría verla vestida de novia. Ella me respondió que el corazón de él la tenía enamorada. En enero del 2021 lo asesinaron. 

Cuando usted contrajo matrimonio, ¿se diseñó su traje de novia?

No. Fue una boda apurada porque muchos de mis parientes no estaban aquí, hicimos algo pequeño. Nos casamos el civil. A los dos años, en el aniversario, se organizó un festejo más grande, pero no pude hacer el vestido que quería porque estaba embarazada, aunque no se me notaba la barriga. Todavía no hemos pasado por la iglesia.

han aumentado y perdido peso y han cancelado la boda

La casa de las novias

El próximo mes de mayo, Karla González inaugurará la primera casa de novias al estilo europeo. “Será la mansión de las novias. Estará ubicada al norte de la ciudad. En cada esquina y pared estará mi firma. Todo lo traje por barco de otros países, es lo que se merecen. La gente querrá conocerla así sea para hacerse una selfi en el baño”, cuenta entre risas. Además ella no solo diseña , también trae los accesorios “para que le hagan justicia al vestido. Los aretes o una corona inadecuados echan a perder mi trabajo”.

Las exigencias de las famosas

Gabriela Guzmán: “Surgió un dilema, porque ella quería un vestido estilo princesa y su esposo Fabricio deseaba verla con un diseño al estilo sirena. Por primera vez se hizo una falda desmontable. Los novios a veces opinan”.

Gabriela Guzmán
Gabriela con su esposo Fabricio García.Archivo

Cristina Reyes: “Quería un modelo sencillo, pero yo le pregunté si la ceremonia civil iba a ser la única. Me respondió que también se casaría el eclesiástico más adelante, pero que sería un evento sencillo y con pocos invitados. Siempre quiso el rojo, que representa amor y pasión”.

Dayanara: “Este caso fue chistoso porque ella quería un modelo no ostentoso porque era la ceremonia civil, pero muy abierto en la parte delantera. Su mamá y abuelita no estaban de acuerdo con ello. Llegar a ese punto medio fue un problema. Tal vez para un show los abiertos exagerados están bien, pero no en un matrimonio. Este es un acto solemne, así lo considero”.

Ruth Del Salto: “Quería que le borde al vestido de su primer matrimonio canutillos rojos, incluso me llevó la corona que iba a usar para que le ponga algo de ese color a esta también”.  

Adriana Sánchez: “No quería verse sexi, ni voluptuosa”.

Cynthia Viteri: “Le he confeccionado vestidos de gala para las graduaciones de sus hijos y a su hija Johanna le diseñé el traje de novia. Para la boda de Cynthia hice unas tobilleras y la corona”.

Karla González.
Karla inaugurará la casa de las novias en mayo.Cortesía

Fotos: Cortesía Andrick Cantos (ig: @andrickcantos).

Producción y estilismo:

Alejandra Cereceda (ig: @alecereceda83).

Vestuario: Lemaler centro comercial Entre Ríos (ig: @lemaler__).

Maquillaje: Olga Bermeo.

Peinado: Gisella Bardi.

Vídeo backstage: G7Pro (ig: @g7proec).

Locación: Hotel Puerto Pacífico (ig: @hotelpuertopacifico).