Ocio

Greta Garbo, 30 años sin 'La Divina'

Su rostro perfecto y ese halo de misterio que proyectaba dentro y fuera de la pantalla, la hicieron inmortal

Greta Garbo
La belleza de la actriz sueca sigue cautivando a los cinéfilos de todo el mundo.Instagram

Su nombre fue sinónimo de belleza, moda y misterio. En una época en la que imperaba lo natural y no se hablaba de cirugía estética, Greta Garbo emergió en el mundo del celuloide para deleitar a millones de personas alrededor del mundo, con su voz ronca, su talento, su rostro perfecto y el enigma que rodeó su vida dentro y fuera de la pantalla. Este 15 de abril se cumplen 30 años de su muerte, acaecida en Nueva York por una infección renal. Greta Gustafsson, su verdadero nombre, y quien tenía 84 al momento de su fallecimiento, sigue generando apetito entre los cinéfilos admiradores de la era dorada de Hollywood

Greta Garbo
Foto publicitaria de la película Reina Cristina (1933).Instagram

La hermosa sueca logró una transición magnífica del cine mudo al sonoro y que se retiró en el mejor momento de su popularidad que convirtió en clásicos, filmes como La Reina Cristina de Suecia, Mata Hari, Grand Hotel, La dama de las camelias, Anna Karenina y Ninothcka. Tenía 36 años al momento de su retiro y decidió recluirse hasta el día de su partida en su departamento situado en Manhattan. Su vida privada la mantuvo siempre hermética, por más de cinco décadas rehusó dar entrevistas, aparecer en público e, incluso, rechazó el Óscar Honorífico que la Academia de Hollywood le concedió como homenaje a su trayectoria en 1954. 

Aquella chica humilde que inmortalizó la frase "Quiero estar sola", logró convertirse en la máxima diva de la MGM,  ganando 250.000 dólares por película (una fortuna en la década del 30 del siglo pasado), apenas salió durante su autoexilio que se extendió por cinco décadas . Cuando lo hacía, era con gafas oscuras y sombrero para no ser reconocida por los periodistas, obsesionados en fotografiarla en su madurez. 

"Mi vida ha sido una travesía de escondites, puertas traseras, ascensores secretos, y todas las posibles maneras de pasar desapercibida para no ser molestada por nadie".

A pesar de su temprana retirada, contó con una importante fortuna gracias a sabias inversiones inmobiliarias en la lujosa zona de Rodeo Drive (Beverly Hills, Los Ángeles). Pero vivió con sencillez, comiendo frutas y vegetales, y aunque cultivó la amistad de famosos como Aristóteles Onassis y el fotógrafo Cecil Beaton, vestía de forma muy discreta y llevaba el pelo cano, sin teñir, para pasar desapercibida. Sin embargo, lo único que consiguió es que se hable de ella a décadas de su retiro y después de muerta, al fin y al cabo, solo hay una Greta Garbo.

una-greta-garbo-anciana-y-perseguida-por-los-paparazzi
Una de las pocas gráficas captadas en su vejez.Instagram