Cine

¿El fin de las comedias románticas?

Hubo muchas películas dentro de este género que, sin dudas, marcaron un antes y un después en la historia del cine.

Julia Roberts y Hugh GrantInternet

Durante los ochenta y especialmente en la década de los noventa, las salas de cine se vieron invadidas por un género que hoy atraviesa un momento de ocaso. Me estoy refiriendo a las comedias románticas. Memorables filmes como ‘Un lugar llamado Notting Hill’ o ‘Cuando Harry conoció a Sally’ sentaron las bases para que este estilo de películas se transforme en uno de los favoritos de los espectadores. Claro que dentro del boom de un género cinematográfico, abundan tanto los buenos como los malos ejemplos. Pero es cierto que hubo muchas películas dentro de las comedias románticas que, sin dudas, marcaron un antes y un después en la historia del cine.

Estamos viviendo una época en la que la definición misma de género está transitando una crisis. Es cada vez más común ver productos audiovisuales que mezclan un sinfín de recursos pertenecientes a distintos géneros, creando así un código nuevo que no llega a catalogarse dentro de los cánones conocidos. Sin embargo, esta tendencia convive con el renacer de géneros y subgéneros que se creían extintos.

El mejor ejemplo de esto es el boom que el cine de superhéroes está teniendo en esta época de la mano de los gigantes de Marvel y DC. Las explicaciones del porqué de estos fenómenos tiene distintos orígenes. El principal es el recambio generacional y las demandas de un nuevo público. Cada etapa tiene características diferentes y esto hace que invariablemente, sus gustos vayan cambiando, lo cual puede llevar a la creación de inéditos géneros o al resurgimiento de aquellos olvidados.

Las comedias románticas quizás sean el tipo de filmes favoritos de los padres de esta generación, por lo que es normal que sus hijos quieran consumir otras cosas. Esto no significa que no se sigan haciéndolas, sino que, el que supo ser el género principal dentro del consumo de cine por cerca de veinte años, ya no lo es.

Quizás después de un tiempo, veamos el nacimiento de un nuevo tipo de filme inspirado por las comedias románticas, así como estas supieron sacar elementos del ya extinto cine ‘screwball’ de la década del cuarenta.

En tiempos donde los cambios son cada vez más vertiginosos, tal vez no haya que esperar mucho para asistir a un nuevo renacer dentro de las comedias románticas. Algo tan bello como el amor mezclado con la risa, no debería estar mucho tiempo ausente de nuestras vidas.