Las UPC: regulares, pero con carencias logísticas y humanas

  Guayaquil

Las UPC: regulares, pero con carencias logísticas y humanas

Hay 145 en Guayaquil y en algunas faltan equipos o personal. La ausencia de mantenimiento recrudece el problema. Ciudadanos esperan una intervención

Imagen 4W5A5177d
Situación. Este es el interior de la denominada UPC 3 del sector de la Victoria, ubicada en la calle Pedro Carbo, frente a la plaza Rocafuerte.Freddy Rodriguez

Un policía sorprende al salir de una pequeña edificación ubicada frente a la plaza Rocafuerte, en la calle Pedro Carbo, pleno centro de Guayaquil, y en la que diferentes ciudadanos aseguran que está desolada y no cumple con su función: una Unidad de Policía Comunitaria (UPC). El uniformado rechaza ese argumento, pero admite que al inmueble, bautizado UPC 3 del sector de la Victoria, le falta adecuarlo, logística y personal.

“Falta una radio, cámaras, cosas que, como ve, en la instalación se necesitan. Aquí solo pasa un compañero, no podría decir un horario fijo porque, a veces, por falta de personal, hay momentos de primer turno, amanecida, segundo turno; depende de la disposición del superior”, desvela el policía Marco Guamangallo a EXPRESO.

Cifra171 unidades de policía comunitaria están en toda la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

Él se encuentra encargado del sitio donde, en su mayoría, se atienden boletas de apremio o escándalos públicos, y en el que evidentemente faltan equipos. Pero esta instalación es una de las 145 UPC que se levantan en Guayaquil y que presentan carencias, ya sea de elementos básicos, como radios, el mantenimiento a los patrulleros o personal policial que se distribuya durante las 24 horas en un territorio determinado.

alex lima

Por el precio de una cárcel se construirían hasta 80 UPC

Leer más

Esto lo corrobora el capitán Ronald Yánez, jefe de Policía Comunitaria, quien aclara que las 145 UPC se encuentran de “manera regular”, aunque, sin precisar una cifra de las que presentan más déficit, reconoce que “no hay mantenimiento de las instalaciones”.

Para entender la operatividad de estas unidades, el uniformado aclara que es un modelo de gestión que lleva varios años, y que consiste en la división de tres tipos: A, B y C. Aunque algunas veces esto no se cumple.

Cita como un ejemplo a la ciudadela Alborada, situada en el norte porteño. Allí se registran siete subcircuitos, pero apenas salen tres patrulleros. Y precisamente en ese caso, residentes del sector como Marcela Carvajal, se lamentan que esta situación arroje efectos como “impalpables patrullajes”.

Foto de Sistema Granas (8221354)

Solo el 30 % de las UPC en Quito funciona

Leer más

“Es lamentable que los elementos fundamentales para nuestros agentes no estén funcionando o enfrenten carencias, deberíamos estar entre las ciudades más protegidas con los millones de dólares que se invierten para combatir la delincuencia, pero no. Qué tristeza”, menciona la mujer, quien hace pocas semanas colocó cámaras de vigilancia afuera de su vivienda para sentirse un poco más segura.

UPC
El deterioro en otros bienes se evidencian afuera de las UPC de la Policía.Miguel Canales Leon

No obstante, Yánez va más allá y cuestiona el “divorcio” que existe entre el Municipio con el Gobierno. “Basta de divorcios, todos estamos mancomunados a hacer una línea recta de la seguridad. Si no estamos todos integrados no nos sirve de nada; el uno baila samba, otro merengue, y otro salsa. ¡Basta!”, recalca.

¿Pero qué hacer frente a la realidad de diferentes UPC? El uniformado responde con una sola oración: presupuesto por parte del Estado.

De acuerdo con el portal web del Ministerio de Gobierno, este modelo de gestión está encargado de responder a las necesidades y demandas de la ciudadanía. “Su filosofía es recuperar la confianza a través de un contacto mucho más cercano, aplicando estrategias que apuntan a erradicar los delitos en sus diferentes modalidades”, se lee.

Para Gabriel Cisneros, habitante de la ciudadela Los Esteros, en el sur, no es suficiente tener un patrullero o un chat comunitario. Considera que actualmente, con la ola delincuencial que azota a la ciudad, se debe reforzar a estas instalaciones policiales.

“La delincuencia gana más terreno y es momento que las filas policiales tengan lo ideal, y que todos, tanto el Gobierno como Cabildo, sumen los esfuerzos, la ciudad ya no aguanta más”, concluye Cisneros. Su clamor se replica en otros vecinos.

  • El modelo de gestión

Las unidades de policías comunitarias se clasifican en tres tipos: A, B y C. Las tipo A deben contar con un oficial y 22 policías; las B, con un oficial y 16 policías; mientas que las C, un oficial y 10 policías. Están ubicadas estratégicamente, con la finalidad de abarcar y cubrir grandes sectores poblacionales georreferenciados según los delitos, recalca la Policía.

UPC
En esas condiciones se encuentran puestos de la Policía en el distrito 9 de Octubre.Miguel Canales Leon