Guayaquil

Las opciones para volver a la escuela

Hay medidas simples, como separar pupitres, clases al aire libre o escalonar el ingreso. Unicef pide priorizar el regreso a las aulas.

Clases
La asistencia por turnos y algunas clases al aire libre es una de las opciones.THIBAULT SAVARY / Agencias

Pupitres con láminas plásticas que separan a los alumnos o clases en lugares abiertos como el patio de la escuela o un parque: los países están implementando diferentes medidas para buscar un regreso seguro a las aulas, a pesar de que la pandemia del COVID-19 sigue presente y creciendo en el mundo.

Ya lo han hecho los que primero lograron bajar los índices de contagio y que a la vez fueron los primeros en sufrir el virus, como China y sus vecinos Japón, Taiwán o Corea del Sur. Le siguen algunos europeos, que si bien aún no desaparecen las cifras de nuevos contagios y decesos, consideran que ha llegado la hora de retornar al aula presencial tras al menos tres meses de confinamiento.

Librerías

El declive de las librerías

Leer más

Ecuador también prevé un retorno gradual a la modalidad presencial, que empezará con las escuelas rurales a partir del 15 de julio, según anunció el presidente de la República, Lenín Moreno, el 18 de junio.

Clases
Entre las medidas dispuestas en Dinamarca, además del aseo, está la separación de los pupitres en las aulas.Agencias

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Cultura y la Ciencia (Unesco) también consideran que el regreso a las clases presenciales, sobre todo de la escuela pública, debe ser una prioridad global una vez que sea seguro hacerlo. El 30 de abril, a través de su portal web, emitieron directrices para ello.

“Garantice condiciones que reduzcan la transmisión de enfermedades, salvaguarden los servicios y suministros esenciales y promuevan un comportamiento saludable. Esto incluye acceso a jabón y agua limpia para lavarse las manos de manera segura, procedimientos sobre cuándo el personal o los estudiantes se sienten mal, protocolos sobre distanciamiento social y buenas prácticas de higiene”, recomiendan.

Matriculación universidad

Universidad de Guayaquil tiene 3.000 aulas virtuales para inicio de clases

Leer más

Para cumplir estas indicaciones y evitar el contagio entre su población escolar, los países han implementado diferentes acciones. Y si bien buena parte de ellas implican un costo económico en bioseguridad o en adecuación física; otros constituyen solo un cambio en la forma de concebir el proceso educativo y en los usos convencionales de los espacios, que se podrían replicar en Ecuador.

clases
Controles. Japón y China comparten la vigilancia de la temperatura del alumno. El segundo ha incluido la colocación de láminas separadoras.Agencias

Uno de esos casos es el de Dinamarca. La primera ministra, Mette Frederiksen, dispuso la vuelta a clases el 15 de abril, tras poco más de un mes de suspenderlas por la pandemia.

Como condiciones el gobierno dispuso que adecuaran las aulas para que exista una distancia de dos metros entre los alumnos y que organizaran el tiempo de recreo en grupos reducidos, según informó AFP.

Una de las medidas más llamativas ha sido la de impartir clases en espacios más grandes como coliseos o al aire libre. Esto es porque los lugares cerrados son más propicios para la transmisión del Sars-COV-2.

La profesora recorre en su bicicleta el cantón Playas.

Carolina Espinoza, la maestra a la que viralizaron por su bondad, pero que no le pagan

Leer más

En los países asiáticos hay estrategias más sofisticadas de bioseguridad que implican contar con recursos para implementarlos. Así, en Japón, Taiwán y China les toman la temperatura a los escolares antes de que ingresen a los edificios y los niños con fiebre son enviados a casa, según un reportaje de Business Insider.

El datoLa Unicef pide escalonar el comienzo y fin de la jornada escolar; mover las aulas a espacios provisionales o al aire libre; crear turnos para reducir los alumnos por clase.

En China, las fotos de niños con mascarillas, viseras y ubicados en pupitres separados por láminas transparentes le dieron la vuelta al mundo como la turbadora imagen de lo que sería la nueva normalidad. El primer país en sufrir el nuevo coronavirus reabrió los colegios de Pekín y Shangay el 27 de abril, tras cuatro meses de cuarentena, informó AFP. El Ministerio de Educación dispuso que todos los estudiantes del país tenían que tomarse la temperatura durante la jornada y les entregó termómetros.

Estas adecuaciones en los pupitres y las normas adicionales de control sanitario parecen difíciles de aplicar en países como Ecuador, dada la falta de personal médico y de recursos económicos que alega el Gobierno central, que más bien busca recortar gastos.

Entrega de libros

El retorno a clases en el aula dependerá de cada comunidad

Leer más

En países que pudieran financiarlo, el reparo viene por otros aspectos. En Italia, que ha fijado el retorno a las aulas para el 1 de septiembre, hay todo un debate sobre si la colocación de las láminas de acrílico o plexiglass en los pupitres, anunciado por el Ministerio de Educación, es una medida de protección al alumno o más bien amenaza a su salud psicológica “al encerrarlo en una jaula”, según reseña Corriere della Sera.

Por suerte, hay más medidas prácticas, replicables y menos discutibles. El gobierno de Taiwán promulgó normas diferenciadas de cierre de escuelas en caso de contagios. Si un maestro o un alumno se ve afectado, ellos deben quedarse en cuarentena durante 14 días en casa. Si dos o más maestros o estudiantes tienen una infección confirmada, la escuela se cierra. Y si un tercio de las escuelas en un distrito o ciudad tiene que tomar esta medida, entonces todas las escuelas en el área también se cierran.

Otra opción práctica es que la semana escolar se acorte y que diferentes grupos de estudiantes asistan en diferentes días. De igual modo, asignar distintas horas para los recreos y para la hora del desayuno o almuerzo escolar, si los hubiera.

CORONAVIRUS EN EL MUNDO SUDÁFRICA

Un llamado a marcar la ruta para el retorno a las aulas

Leer más

Para la Unesco y Unicef, el retorno de los menores a la escuela, sobre todo a la pública, no es solo cuestión de instrucción, sino de necesidad social. Advierten en su comunicado de que el cierre de los planteles en respuesta a la pandemia “presenta un riesgo sin precedentes para la educación y el bienestar de los niños, particularmente para los más marginados que dependen de la escuela para su educación, salud, seguridad y nutrición”.

En ecuador, la escuela rural volverá primero

“Revisamos el plan para la reapertura paulatina de escuelas rurales de la Costa a partir del 15 de julio y el fortalecimiento de la educación superior virtual”, anunció el pasado 18 de junio el presidente del país, Lenín Moreno, a través de su cuenta en Twitter.

El lunes 22, durante un conversatorio virtual con una profesora, un estudiante y una madre de familia, transmitido al público por redes sociales, la subsecretaria de la Zona 8, Alexandra Higgins, amplió la información: Ratificó la fecha y explicó que se dará prioridad a las escuelas pequeñas con menos de 35 alumnos, de las que hay 2.071. 

La razón es que estas tienen espacio para cumplir el distanciamiento social y algunas están ubicadas en zonas sin casos de contagios de Covid-19. Reiteró que la vuelta a clases será voluntaria, autorizada por los padres; y que quienes no desean enviar a sus hijos pueden seguir con la modalidad no presencial que rige por ahora.