Guayaquil

Guayaquil: La meta de colorear a Urdesa Norte

El artista Iván Casanova lanza una campaña que consiste en pintar murales en el barrio. Espera más apoyo. La comunidad aplaude la iniciativa

Imagen IMG_5962
Personaje. Casanova ha elaborado alrededor de 10 murales en el barrio. Luego pintará los postes.CHRISTIAN VASCONEZ / expreso

Cuando el artista guayaquileño Iván Casanova se mudó a Urdesa Norte, hace un año, se percató de que al barrio le faltaba color. Los callejones en penumbras y actos delictivos lo alarmaron, por lo que se trazó una meta: pintar murales en las pálidas paredes de la vía principal de la ciudadela, la Rodrigo Chávez, en un intento de fomentar el turismo y frenar la delincuencia. Bautizó al proyecto como ‘La nueva Urdesa Norte’.

E0KFnh2XsAM1bg_

Guayaquil: Concejala pide información al Municipio sobre la seguridad de trabajadores de Letras Vivas

Leer más

Uno de los primeros murales que vieron la luz fue ‘Demon Cleaner’, que se levanta frente a un pequeño parque ubicado al inicio de la arteria. La vistosa obra tiene como personaje central a una mujer que toca la guitarra y que, asegura, invita a la reflexión. “Necesitaba plasmar un muro que al verlo cause esa sensación de paz por todo lo que estábamos pasando”, comenta el también ilustrador, quien ya ha elaborado al menos 10 murales en distintos puntos del vecindario.

Durante el proceso, no se ha encontrado con piedras en su camino, pues ha tenido el respaldo de sus vecinos, quienes aplauden esta iniciativa ya que, concuerdan, esto ha favorecido a que el barrio tenga más vida. De eso da cuenta Susana Sampedro, residente, cuya madre autorizó al también músico a que plasme otro mural fuera de su vivienda.

Bienal. María Fernanda López camina en Nuevo Ceibos, donde se ejecuta el proyecto artístico.

El verdadero arte urbano incluye a la comunidad

Leer más

“Es maravilloso el cambio en el barrio porque llama la atención y hay personas que llegan a tomarse fotos. Esta iniciativa debe continuar en la ciudad. Es lindo ver cómo el arte embellece un sector y necesita de más gente que apoye”, expresa la joven, al hacer hincapié en que la ayuda también debe venir de parte municipal.

La obra que sobresale fuera de su domicilio tiene un mensaje distinto al de la mujer. En aquella pared de 3x2 metros resaltan animadas figuras de perros, en cuyos rostros se dibujan sonrisas, seriedad o asombro. Al otro lado, en cambio, está una docena de expresivos gatos. Esto se debe a que el mensaje del mural es motivar a los conductores o peatones que circulan por el sitio a la adopción de mascotas. “Adopta uno, mejor dos”, reza en la parte central de la pintura.

mural
Obra. Al inicio de la vía está una de las primeras pinturas. El objetivo de Casanova es llenar de color las paredes de la calle Rodrigo Chávez.Amelia Andrade / Expreso

A escasos metros está otra de las creaciones. Esta se titula ‘The Ramó/Casanova Experience’ y fue elaborada junto al artista quiteño Irving Ramó, revelando la fusión de dos técnicas artísticas. Mariuxi Granizo, administradora de un restaurante que se ubica al frente del muro, cuya imagen anterior era una pared blanca con césped, ve con buenos ojos que ahora sus clientes estacionen sus vehículos junto a la pintura y se tomen fotografías. En fin, se ha convertido en un punto de encuentro.

Al igual que Sampedro, subraya que el vecindario está más colorido y espera que los ‘lienzos’ recorran la arteria y los sectores más apagados, para “que así Urdesa sea una ciudadela llena de arte y con propuestas de sus propios artistas”.

IVAN CASANOVA, PINTOR (33109356)

Guayaquil: La ruta de los murales, sin radar

Leer más

Pero Casanova no solo quiere llenar de color, vida y mensajes las paredes. También quiere hacerlo con los grises postes que recorren la calle, pero eso será cuando termine de elaborar los siguientes murales que tiene en mente como, por ejemplo, uno en homenaje a su banda musical que nació a finales de los noventa, 69 Segundos.

“Creo que el arte urbano, además de frenar a la delincuencia, mejora el turismo, los emprendimientos, convivencia, y eso lo quiero fomentar en el barrio. Me mudaré luego a Miraflores, pero lo continuaré”, argumenta el artista, quien le recuerda a EXPRESO que para llevar adelante este plan son primordiales los materiales.

MURALES (33244354)
Fin. Cada mural tiene un propósito. Por ejemplo, este invita a la ciudadanía a la adopción de mascotas.Christian Vasconez / Expreso

Es por esto que la mayoría de veces utiliza las latas de aerosoles que le quedan de algunos trabajos que realiza en la ciudad, o las compra cuando sabe que va a colorear una pared de mayor tamaño. Por ello, espera el apoyo de la comunidad, líderes barriales que deseen sumarse a su proyecto con, al menos, una colaboración voluntaria para comprar los recursos que servirán para esparcir el arte en aquellas paredes urdesinas que siguen grises.

  • Otra misión es que el proyecto se extienda

Que el proyecto de arte urbano ‘La nueva Urdesa Norte’ no solo se quede en este punto de la ciudad, sino que se extienda a otros sectores, como Urdesa central o incluso hasta el sur. Esa es otra de las metas que tiene el artista guayaquileño.

Cuenta que la también artista y muralista Carla Bresciani tuvo un proyecto parecido, ‘Urdesa Cultural’, que también consistía en la elaboración de murales, por lo que quiere llevar su arte hasta las paredes cercanas donde Bresciani plasmó sus obras.

“Pintaré en la calle Séptima y en esa zona juntándome con los muros de ella. Hay similitud porque nos enfocamos en los barrios donde estamos viviendo. Ojalá este proyecto llegue al sur”, subraya Casanova, quien no descarta un encuentro con el Municipio de Guayaquil para lograr apoyo para el proyecto, sobre todo si se llega a plasmar en edificaciones más grandes. No pierde la esperanza.