Guayaquil

Ecuatorianos que dejaron huellas en este 2020

Antes y durante esta pandemia aparecieron personajes que enseñaron e inspiraron a otros. EXPRESO te muestra algunos de estos rostros

2020
Estas personalidades le hicieron frente a un agobiante 2020.EXPRESO

Este 2020, que en pocos días acabará, se vio azotado por una pandemia que aún no termina y que ya deja cerca de dos millones de víctimas mortales en el mundo. Pero el coronavirus no ha sido el único protagonista del año en Ecuador.

Pakoa

Jimmy Román y su rincón mágico de postres y labor social

Leer más

En medio de la crisis sanitaria y antes de su existencia, varios rostros, algunos incluso que se viralizaron en las redes sociales, demostraron al país que con nobles gestos, acciones solidarias y rompiendo barreras, en medio de la oscuridad hay esperanzas de que brillen arcoíris.

EXPRESO hace una recopilación de algunos de los personajes que se convirtieron en héroes y ejemplos para la población.

Estos van desde una maestra que pedaleaba su bicicleta con una pizarra en el hombro y visitaba casa por casa a sus alumnos que no podían conectarse a las clases virtuales, a falta de Internet; o una DJ que creó fiestas virtuales para alegrar a las personas en la cuarentena; hasta una mujer que luchó varios meses hasta dar con el cuerpo de su esposo en medio de un sinnúmero de cadáveres.

Estas son historias que motivan a valorar el tiempo en familia, a cuidar la naturaleza y a los animales, a hacer respetar la educación como parte fundamental de la vida; y que han inspirado a la ayuda a quienes más lo necesitan.

ALBERTO HIDALGO

Luchó por un país donde se pueda pedalear sin miedo

Alberto Hidalgo
Alberto Hidalgo, activista quien lleva consigo la bandera del ciclismo.Juan Faustos/EXPRESO

Cuando Alberto Hidalgo tuvo que ir a la universidad a estudiar Publicidad y Marketing, no optó por tomar el bus, subirse a una moto o tomar taxi. Se trasladaba en bicicleta desde su casa, en la ciudadela Sauces 8, hasta la Universidad de Guayaquil. En su viaje diario fue recopilando cientos de falencias y trabas que hacen del trayecto sobre dos ruedas un verdadero desafío.

Inexistencia de ciclovías, baches, nula señalización para las bicicletas, desconexiones de las rutas e inconsciencia de los conductores de carros que, como si se tratara de una competencia, hacían prevalecer su ‘superioridad’. Un panorama que subsiste en una de las principales ciudades de Ecuador y contra el que decidió luchar.

Alberto es el dirigente del colectivo sin fines de lucro Masa Crítica de Guayaquil, que organiza ‘recreovías’ desde antes de la pandemia, protesta cuando un ciclista es agredido y realiza pedealadas blancas cuando un ciclista muere en la calle, para concientizar.

Con su activismo, en julio pasado logró que la Municipalidad de Guayaquil apruebe la ordenanza que regula el uso de la bicicleta y vehículos de micromovilidad en la ciudad.

RITA BAQUE

Fortaleza y valentía pese al dolor

Rita Baque
Rita una muestra de fortaleza y valentía ante la pandemia.Alex Lima/EXPRESO

El mundo conoció la historia de Rita Baque en las páginas de Diario EXPRESO. Su testimonio resume la pandemia, porque sufrió cada uno de los eslabones que conformaron esta película de terror que tiene nombre de un virus mortal: COVID-19.

Su esposo, Lúber Solís, fue enterrado en junio pasado, cuatro meses después de que su cuerpo se extravíe entre cientos de cadáveres, cuando se lo llevaron de casa.

Mucho ha cambiado en la vida de Rita desde entonces. A su responsabilidad del hogar le sumó la del sustento.

Hoy tiene un puesto de empanadas por las tardes, con una masa que ella misma prepara. Ese negocio y el local que armó para alquilar donde antes estaba su sala pudieron darle ingresos extras para los gastos que antes estaban a cargo de Lúber.

Además, hoy está al frente de la crianza de sus hijos Benjamín y Carolina, de 8 y 16 años. Su primogénito, Héctor, la ayuda con los gastos de la casa también y ha resultado un pilar determinante en el proceso.

Rita no minimiza la pérdida, pero dice que no puede ponerse a llorar para siempre. Que hay que avanzar para poder vivir, le dice a este medio.

Su fortaleza para superar las adversidades y su valentía ante el dolor son un ejemplo que Rita le deja como lección a este Ecuador tan golpeado por la pandemia.

CAROLINA ESPINOZA

La maestra a la que viralizaron por su bondad

a historia de Carolina Espinoza (“la más querida”, como más de un habitante la llama) dio la vuelta al país. Y es que una vez que empezó la emergencia sanitaria y las clases virtuales, ella se montó en su bicicleta y empezó a visitar a sus alumnos que no tenían acceso a Internet.

Carolina Espinoza
La maestra que buscó la forma de enseñarle a sus estudiantes, pese a las barreras y sin recibir su sueldo.Cortesía

Con mascarilla, gafas de protección, pizarra portátil, marcadores y material didáctico, esta profesora de la escuela Juan Bautista Yagual Mite, de Playas, no dudó en pedalear kilómetros para evitar que sus alumnos se retrasen en sus clases. Las veredas, las calles de tierra, los árboles se convirtieron en sus aulas. Carolina, quien no dejó de ayudar a sus alumnos pese a que le adeudaban dos meses de sueldo en ese entonces, no ingresaba a las viviendas para precautelar la salud y seguridad sanitaria de los niños y sus familiares.

Como reconocimiento a su labor, esta mujer de 40 años, graduada como licenciada en Educación Básica en la Universidad Estatal Península de Santa Elena, para entonces radicada en Playas, ganó becas para estudiar una maestría y logró que las autoridades doten de equipos suficientes a los menores que, por falta de dinero, no podían adquirir tecnología para estudiar.

Maritza de la Rosa maneja a la perfección las plataformas digitales con las que trabaja para conseguir pasajeros, gracias a capacitaciones que tomó.

Ni los años ni la pandemia la pueden sacar del volante

Leer más

ANTHONY HERNÁNDEZ

El niño que protegió a su mascota con mascarilla

Anthony Hernández
El niño quien con apenas 10 años de edad, fue un ejemplo para el país dando buen uso a la mascarilla,Yadira Illescas/EXPRESO

Anthony Hernández Ases es el niño que fue filmado cuando llevaba a su perro en bici y con mascarilla. La grabación fue vista por miles de usuarios de las redes sociales en diferentes partes del mundo, muchos de los cuales aplaudieron su accionar. Con apenas 10 años de edad, este niño de Pinllo, parroquia de Ambato (Tungurahua), se convirtió en un ejemplo a seguir para cuidarse del coronavirus.

Desde los tres años Anthony empezó a adoptar mascotas. En el pasillo y patio de su vivienda, situada en una loma, él alimenta y juega con sus nueve canes y dos gatos, algunos de los cuales recogió de las calles. Además, optó por vender helados de mora y frutilla, a 25 centavos cada uno, para alimentar a sus animales.

Para iniciar su negocio juntó capital durante un año. “Reuní cinco dólares y con mamá compramos para hacer los helados que vendo a los vecinos. No quiero que les falte la comida a mis amigos”, contó a EXPRESO.

NICOLÁS JIMÉNEZ

Lideró la entrega de ayuda en los barrios

Nicolás Jiménez
Lideró la entrega de kits alimenticios en los barrios pobres de Guayaquil.Cortesía

Desde que empezó la cuarentena Nicolás Jiménez se organizó con otros líderes barriales y empezó a entregar fundas con víveres a moradores de varias zonas de Guayaquil. Cuando llevó la ayuda a Flor de Bastión, hasta utilizó una carreta para cargar las fundas con alimentos.

Fue también uno de los que vieron el foro apoyado por la Casal Catalá de Guayaquil y la Universidad de Beijing, organizado por un grupo de ecuatorianos que viven en China, entre ellos los doctores Héctor Villagrán y Dorothy Dexter. Aquí se dio la idea de sectorizar la ciudad, hacer exámenes y que los líderes de los barrios controlen el ingreso de las personas.

El Municipio de Guayaquil y el Gobierno aplicaron las primeras estrategias, menos el cierre de los barrios; aunque Jiménez, basado en la experiencia de China, aseguraba que estaban listos para ello. Junto a otros líderes barriales todavía llevan ayuda a quienes fueron golpeados económicamente por el coronavirus.

PAULA GUERRERO

Realizó fiestas gratuitas para alegrar a los niños en el confinamiento

Desde abril, a través de sus cuentas en Facebook e Instagram, Paula Guerrero organiza múltiples cumpleaños y fiestas de niños por Zoom, con títeres, disfraces, juegos y baile. Y lo hace gratis. Desde entonces, todos los fines de semana tiene agenda llena. Los niños son de diferentes partes del país.

Paula Guerrero
La joven que realizó fiestas infantiles por zoom para alegrar a los niños del país.Alex Lima/EXPRESO

Nació esta idea en ella para sacar a los pequeños de las casas del aburrimiento y tristeza por el confinamiento domiciliario al que llevó el coronavirus.

“Me disfrazaba como en las fiestas, de Elsa de ‘Frozen’, Cenicienta, Blancanieves, de la hija de Maléfica. Y desde las 17:00 que empezaba con los niños, terminaba a las 23:00 la fiesta con los adultos”, le cuenta sonriente a EXPRESO.

El espacio desde donde realiza cada celebración es la habitación de sus dos hijos, en su casa, ubicada en el barrio Centenario.

El cuarto tiene unos siete metros cuadrados. Una litera y otra cama ocupan el 95 % de su dimensión, y en el estrecho lugar que le queda para su animación no caben dos personas.

HAROLD SARANGO

Resistencia para vencer la muerte y la discapacidad

Harold Sarango
Harold Sarango el joven que superó la muerte y la discapacidad.AMELIA ANDRADE/EXPRESO

Tiene una discapacidad física del 69 % desde que nació y hace año y medio un médico le dijo que le quedaban tres meses de vida, por tener insuficiencia renal crónica. Harold Sarango relató a EXPRESO que frente a ese diagnóstico podía dedicarse a vivir 90 días o sacar fortaleza de espíritu y decirle a la muerte que esperara.

Recibe diálisis tres veces a la semana y pese a ello no ha dejado de hacer deporte, es capaz de alzar pesas de hasta 100 kilos en pecho, 203 libras de hombro y 200 libras en piernas. Su dedicación le permitió ser uno de los ganadores del campeonato de gimnasios del sur de Guayaquil.

Su resiliencia se volvió un ejemplo en tiempo de coronavirus, del que también se debe cuidar sin dejar de hacerse las diálisis.

hermanos Tonga 1

Los hermanos López y un negocio que agarra sabor entre las hojas de plátano

Leer más

Por su optimismo, los doctores del área de diálisis del hospital del IESS de Los Ceibos le entregaron un reconocimiento. Su actitud ante la vida ha ayudado a otros pacientes de este lugar.

PETITA ALBARRACÍN

Puso de rodillas al Estado por su hija

Petita Albacerrín
Petita Albacerrín la mujer que luchó años por hacer respetar a su hija.Cortesía

Petita Albarracín se convirtió en una heroína. Desde que su hija Paola Guzmán falleció, el 12 de diciembre de 2002, no se detuvo ni un solo día en su búsqueda de justicia.

Luego de 18 años, el Estado ecuatoriano le pidió disculpas públicas por permitir que la muerte de su hija, que tenía 16 años, quedara en la impunidad.

Paola fue abusada sexualmente por Bolívar Espín, vicerrector del colegio donde estudiaba, y esto la llevó al suicidio. En ese entonces, ni el sistema educativo ni el de justicia hicieron algo para castigar al culpable.

El 9 de diciembre de 2020 se realizó el acto público de reconocimiento de responsabilidades, luego de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) emitiera un fallo histórico, en el que declaró al Estado ecuatoriano como culpable por la violencia y abuso sexual sistemático que sufrió la adolescente.

Esto instó a la firma del Decreto Ejecutivo 1205, de Declaración del Día de la Lucha contra la Violencia Sexual en el Ámbito Educativo, que se conmemorará en Ecuador cada 14 de agosto.

DAYANNA MONROY

La periodista que reveló la corrupción

Dayanna Monroy
Dayanna Monroy, la periodista que le abrió los ojos al país en plena pandemia.Cortesía

Gracias a la periodista de investigación Dayanna Monroy, quien labora para el canal Teleamazonas, Ecuador conoció que había una red de corrupción organizada por autoridades que se repartían dinero destinado para el beneficio de la ciudadanía, como en la atención en salud. Ella misma destapó la corrupción del mal uso los carnés para personas con discapacidad, entre otras grandes investigaciones.

Dayanna le cuenta a EXPRESO que estas indagaciones que reveló en pantalla nacional fueron el resultado de al menos tres años de trabajo junto a su equipo.

“La pandemia no hizo que los políticos tengan la oportunidad de ser más corruptos, sino que llevó a que se revelen estos casos y que la gente caiga en cuenta del impacto”, dice.

A este 2020, ella lo califica como un año revelador, porque fue en él que los ‘rumores de pasillos’ sobre el manejo de los hospitales se leyeron y aparecieron en los medios de comunicación.

KARLA MORALES

La activista de la emergencia sanitaria

Karla Morales
Karla Morales en la inauguración del hospital provisional en el Centro de Convenciones.Cortesía

Se hizo muy conocida por ayudar a los damnificados del terremoto de 2016, y este año Karla Morales también trabajó arduamente durante la pandemia.

Ella propuso y trazó la planificación de cómo transformar al Centro de Convenciones en un espacio para atender a pacientes y ayudar a descongestionar los hospitales atestados de infectados.

La fundación que dirige esta abogada y que lleva su nombre buscó el financiamiento necesario para habilitar y equipar ese espacio, donde se atendió a cientos de personas.

No solo eso. La fundación Karla Morales abasteció de kits alimenticios e insumos médicos a 150.000 familias del país, que estaban en una situación económica vulnerable por el encierro.

Durante la pandemia también instaló un comedor infantil en el barrio Nigeria, de la isla Trinitaria, que alimentaba a niños pobres de lunes a sábado.

En la provincia de Los Ríos adecuó un centro como aula de clase temporal con Internet para 160 niños que no tenían acceso a educación virtual.

FRANCESCA FERRERO

La empresaria que luchó por su gremio

Francesca Ferrero
Francesca Ferrero, la empresaria que luchó por su gremio.Miguel Canales/EXPRESO

Francesca Ferrero, presidenta de la Asociación de Restaurantes del Guayas y propietaria de MoroGrill, ubicado en La Puntilla, en la vía a Samborondón, protestó por las medidas restrictivas del Cabildo porteño que llevaron, junto con la pandemia de COVID, a que cerrara el 30 % de los negocios que integran el sector de restaurantes, por la crisis económica.

Fue enfática al decir que las medidas adoptadas por las autoridades abrían el paso a la clandestinidad, es decir a predios privados donde no se puede controlar el distanciamiento ni el uso de mascarillas. También rechazó, liderando a los 4.000 restaurantes de 89 marcas a los que representaba, el cierre del malecón, en donde, explicó, en situaciones normales hay 19 metros cuadrados por persona.

“Somos el comercio formal, que puede estar controlado. Podemos colaborar de alguna manera a mitigar la situación”.

MARÍA JOSÉ PINO

La DJ que puso a bailar con fiestas virtuales

María José Pinos
María José Pinos la DJ que puso a bailar al país con fiestas virtuales.Cortesía

La conocen como la DJ Chincha y si bien era solicitada en algunas fiestas para alegrar el ambiente antes de la pandemia de COVID-19, no fue hasta la cuarentena que su nombre, estilo y talento tomaron bastante popularidad en las redes sociales.

Su nombre es María José Pino y tiene 33 años de edad. Ella fue una de las primeras ecuatorianas que decidieron contrastar los mensajes de temor que causaba el coronavirus y que abombaban las redes. Lo hizo mezclando pistas en su mixer, usando parlantes y micrófono para crear un ambiente de discoteca desde el balcón de su casa en Guayaquil y que mostraba a la gente a través de transmisiones en vivo.

Sus fiestas virtuales llegaron a servir de terapia para cientos de internautas de distintas partes del país que estaban aburridos y encerrados en casa.

“También les hacía concursos. Después de cada transmisión me escribían por interno a decirme que estuvo increíble la presentación, que los había hecho olvidar la crisis sanitaria por horas. Me escribían personas hasta desde otros países”, cuenta.

BEATRIZ MENOSCAL

Con su celular ayudó a estudiantes de Monte Sinaí que no tenían Internet para sus clases

Beatriz Menoscal, la profesora que con su teléfonop celular dio clases a 42 niños.
Beatriz Menoscal, la profesora que con su teléfono celular dio clases a 42 niños.Jimmy Negrete/EXPRESO

Beatriz Menoscal, de 42 años, es una líder comunitaria de la cooperativa Janeth Toral 2, en el noreste de la ciudad, y desde que se inició el año lectivo en el ciclo Costa ayuda a 42 estudiantes, de entre de 6 y 17 años, que no cuentan con Internet, computadoras ni teléfonos inteligentes, para acceder a las tareas escolares.

PIANISTA VIEJITO

Juanito, el pianista jubilado que entrega conocimiento a domicilio

Leer más

Doña Bachita, como la llaman de cariño los habitantes de este sector, les presta su teléfono celular y ofrece Internet a través de la señal que agarra de una antena cercana. Lo hace para que los niños y adolescentes puedan recibir clases virtuales, la modalidad adoptada por las autoridades educativas debido a la pandemia de COVID-19

Los estudiantes pertenecen a varias unidades educativas fiscales del sector, cuyos padres desesperados le pidieron ayuda para que sus hijos no dejen de estudiar este año.

En respuesta a ese requerimiento, la líder comunitaria convirtió en escuela y colegio la parte baja de su vivienda, que es de caña, en donde instaló su comedor y varias sillas de plástico que los vecinos le prestaron para que los chicos puedan sentarse. Con sábanas usadas construyó una especie de cerramiento, que cubre a los niños del sol y el polvo.