Guayaquil

“El túnel desinfecta, pero el alérgico debe tener cuidado”

Dos epidemiólogos y un neomólogo opinan de los corredores instalados en mercados.  Para Andino, es una forma de bajar la carga viral y el contagio

tunel montebello
Dos personas se aprestan a pasar por el túnel de desinfección instalado en el mercado de Montebello, ubicado al norte de Guayaquil.Cortesía

Los doctores, consultados por EXPRESO, concuerdan en que los túneles sirven para reducir los contagios de coronavirus. Pero de tres entrevistados, dos advierten que cualquier sustancia puede afectar a las personas que son alérgicas o tienen asma.

MINUTO A MINUTO | Coronavirus en Ecuador y el mundo: todas las noticias actualizadas

El doctor Francisco Andino, experto en epidemias, explicó que es necesario reducir la carga viral, para que bajen el número de personas contagiadas.

“Hemos observado que las personas usan mascarillas y desinfectantes en gel, pero llegan de otras partes donde existe un gran impacto viral y la idea es bajar la carga viral en los lugares de concentración”, manifestó Andino.

Agregó que el amonio cuaternario o dióxido de cloro son inocuos para la salud humana y que estas sustancias bien diluidas se utilizan por lo general en las camaroneras y en la agricultura sin ningún problema.

Andino invitó a reflexionar que todavía no se logra hacer exámenes a tiempo; no hay un testeo rápido y no existe todavía la cura para el COVID-19. “Entonces además de aplicar el aislamiento hay que desinfectar las áreas y a las personas antes de ingresar a mercados y hospitales, porque el virus se pega en la ropa y hasta en las pestañas”.

En un tono de voz muy formal indicó que en este tiempo las personas no deben dedicar el tiempo a dormir y ver películas, sino a limpiar pisos y paredes. Reiteró que la pandemia es nueva, por lo tanto, se aplican varias estrategias para reducir el número de contagios, “en esto no hay ciencia constituida; pero en China se usaron los túneles de desinfección”.

Los otros expertos reconocen los efectos de sanitación que se puede dar en los túneles, pero advierten que cualquier sustancia puede afectar a las personas que son alérgicas.

El doctor Mario Paredes, experto en epidemias, fue enfático cuando señaló que no hay evidencia científica de la efectividad de los corredores de desinfección, los estudios todavía están en proceso y esto llevará un buen tiempo. “Además, el ciudadano debe tener mucho cuidado, al llegar a casa debe seguir con todas las medidas de bioseguridad. Es decir, igual debe desinfectar los zapatos, sacarse esa ropa y lavarla; a la vez que se baña. Cuidado, los túneles pueden dar una falsa seguridad a la gente”.

Aunque subraya que esta herramienta sí es muy útil al interior de los hospitales, más que en los mercados. “Si voy a entrar a un área hospitalaria, sumamente contaminada, me sirve el túnel, porque tengo puesto un traje de protección, entonces todo lo que se rocía se queda en el equipo de protección. En cambio, si se usa en personas, a piel desnuda, o sobre la ropa común tenemos inconvenientes. Al rociar agua con cloro u otras sustancias, hay que tomar en cuenta que hay personas a las que se les puede irritar las vías respiratorias, al inhalar hipoclorito o amonio cuaternario. Entonces hay que pensar en las personas que son alérgicas”.

En otras opciones como el ozono, “igual está bien para los hospitales”, dijo Paredes.

Concordó el neumólogo Fernando Cano, en cuanto al cuidado que deben tener las personas con alergias o con asma. “Cualquier sustancia puede afectarlos”, manifestó.

Entre la ciudadanía las opiniones también están divididas. Para unos, de nada sirve; para otros, hay que intentar bajar la carga viral.

Los túneles pueden provocar un exceso de confianza. No hay estudios científicos de los logros de usarlos. Igual hay que desinfectarse al llegar a casa y desinfectar los alimentos.
​Silvia Alejandro
ciudadana,
nutrióloga

Silvia Alejandro, nutricionista, quien comentó como ciudadana de los túneles, dijo que no le dan seguridad, “porque son útiles si se utilizan al entrar a una empresa, donde se sabe quiénes van a ingresar. Al hacerlo público, ni siquiera se puede controlar la forma en que va vestida la persona. Además, las sustancias que se rocían deben ser de acuerdo al peso de las personas. Es difícil, porque esto exige hacer túneles para personas según su talla”.

A los ciudadanos también les inquieta las alergias, quienes tienen este tipo de afectaciones a la salud dudan en salir y pasar por estos corredores. Hay quienes han consultado con sus doctores y no les recomiendan ser rociadas por cualquier sustancia, dado que ello les puede provocar una crisis de alergia, como cuenta Alfredo Zambrano, quien sufre de rinitis alérgica; “por lo tanto, es mi esposa quien ha tenido que salir a hacer las compras, desde que se instalaron los túneles. No he podido ir ni siquiera a los supermercados, allí también están rociando sustancias para desinfectar la ropa”, dijo.

No me da confianza al 100 por ciento, pero de alguna manera hay que reducir la cantidad de virus que se pega en la ropa y en el cabello; entonces en algo ayudan los túneles.
Grace Viteri
ciudadana, modista​

Para otro grupo, donde está Grace Viteri, por ahora hay que utilizar todo lo que se pueda para poder bajar la carga viral. Pero luego de informarse bien. Contó que en el sector donde vive, la ciudadela Huancavilca del sur, en 5 cuadras alrededor han fallecido cuatro de sus vecinos. “Entonces en el desespero las personas salieron a poner en la calle cal y cuando el viento levantó la cal afectó a quienes son alérgicos. Por lo tanto, sí hay que pausar para informarse primero y no actuar movidos por el pánico”.

Los ciudadanos consultados también advirtieron que falta más información y una campaña que eduque, para evitar el crecimiento del contagio del coronavirus. Para la profesora Karina Riofrío, más que los túneles urge una campaña de educación antes de que todos regresen a las actividades, “aún hay personas que escupen en la calle y eso es un alto riesgo que no lo soluciona un túnel, solo la educación”.