Guayaquil

Clases por Whatsapp aunque haya computadora en casa

os docentes envían las tareas una vez a la semana. Padres dicen que no hay interacción entre alumnos y maestros. Insisten en el retorno a las aulas

Clases whatsapp
Los estudiantes de los planteles fiscales reciben sus tareas por Whatsapp una vez a la semana.Christian Vásconez / EXPRESO

El problema se repite por segundo año consecutivo. Los alumnos de los colegios fiscales siguen recibiendo las tareas solamente por vía Whatsapp, aún cuando algunos tienen en sus casas herramientas tecnológicas como: computadoras e internet, para acogerse a la modalidad virtual.

Alemán Humboldt

Guayaquil: El posible regreso a clases presenciales tiene dos caras

Leer más

A los padres de familia les preocupa que los niños, al igual que en el periodo lectivo anterior, continúen sin tener contacto directo con los maestros.

Karla Vera, quien tiene dos hijos en la escuela fiscal República de El Salvador, ubicada en el norte de Guayaquil, cuenta que los maestros envían todos los lunes las tareas que los niños deben desarrollar en casa en el transcurso de la semana. Lo hacen por vía Whatsapp.

“Pero muchos estudiantes no pueden ejecutarlas solo porque no saben cómo hacerlas; a veces, ni siquiera los padres pueden ayudarlos porque uno tampoco sabe o no se acuerda. Entonces empieza el problema”, narra angustiada la madre de familia.

Lo irónico es que los hijos de Vera sí tienen equipos tecnológicos para conectarse vía Zoom o por la plataforma del Ministerio de Educación (Team) para interactuar con su maestro, en lugar de estar enviando o recibiendo mensajes que no siempre son respondidos por los docentes o comprendidos por los alumnos.

Los maestros mandan los deberes y el niño las envía por Whatsapp, pero nunca sabemos si están bien o falló en algo, ya que no hay una retroalimentación entre las partes.

Karla Vera, madre de familia del sector educativo fiscal
clases virruales

La educación privada pierde el 20 % de sus estudiantes

Leer más

“¿Por qué el profesor no hace un esfuerzo para, por lo menos, una vez a la semana conectarse por esas vías con los niños para darles las explicaciones que necesitan para que desarrollen las tareas sin contratiempos. Aprovechando que hay los equipos, docentes y alumnos podrían relacionarse para aprender y conocerse”, manifiesta, al recordar que el año pasado ella no conoció el rostro del maestro que le asignaron a su hijo.

Carlos M. profesor de un plantel público, reconoce que el Ministerio tiene una plataforma digital, pero los profesores no la utilizan porque no todos los niños podrían conectarse.

Se deberían buscar otros mecanismos para que las clases desde casa funcionen. El año pasado hubo el mismo problema porque estudiantes y profesores ni siquiera se conocieron.

Carlos Sotomayor, representante de dos estudiantes

“Hay niños que sí tienen conectividad, pero otros carecen de esta. Entonces, no se puede privilegiar a unos cuantos; por ello, es mejor que todos reciban las tareas de la misma manera”, justifica el maestro.

DeserciónEl Ministerio de Educación desconoce el número de alumnos que han abandonado la escuela, debido a la modalidad de estudio no presencial, pues aún está en marcha la matriculación extraordinaria.
Maestros destituidos

Docentes crean un frente en busca de su restitución

Leer más

Otro docente del sector fiscal confirma lo dicho por su colega. No obstante, destaca que cuando un estudiante no entiende alguna tarea, ellos les envían varios links donde pueden encontrar las respuestas a sus dudas, así como tutoriales para que a través de YouTube conozcan más sobre el tema. “Nosotros también hacemos videos, pero se los enviamos por Whatsapp, porque la mayoría de los niños cuenta con un teléfono celular”, reconoce.

Mercedes Apolinario, madre de familia, quien también tiene problemas para ayudar a sus hijos a desarrollar las tareas, cree que se hace necesario el retornar a clases presenciales, pero con las debidas medidas sanitarias y los protocolos de bioseguridad necesarios.

A veces quisiera que los niños vuelvan a las aulas, en casa es poco lo que están aprendiendo. Los maestros no dan clases, solo envían tareas que suponen que el niño ya sabe

Sandra Palacios, madre de familia en una escuela pública

Sin embargo, este anhelo estaría muy lejano, al menos en Guayaquil, donde ningún plantel fiscal está listo para ello y tampoco tienen aprobados sus Planes Institucionales de Continuidad Educativa (PICE), como lo informó EXPRESO en su edición de ayer.

Solo 19 centros educativos, que pertenecen al sector particular, trabajan para dotar a sus locales de las medidas sanitarias y de bioseguridad para acoger a los estudiantes.

clases whatsapp
A veces, ni los padres saben cómo guiar a sus hijos para que desarrollen las tareas que el profesor les envía a sus hijos por Whatsapp.Christian Vásconez / EXPRESO

En Ecuador hay 4,4 millones de estudiantes, el 74 % pertenece al sistema público. Y cerca de 500.000 están en planteles privados.

clases virtuales

Las clases en el régimen Costa iniciaron con 136.504 matriculaciones menos

Leer más

En los colegios particulares el panorama es muy diferente. Ellos tienen acceso a más plataformas virtuales: Google for Education, Zoom y Hangouts Meet de Google, entre otras. Las aplicaciones como WhatsApp o Youtube y los correos electrónicos solamente son apoyos para estar en contacto con padres y maestros.

“Estas son las diferencias que marcan la brecha entre alumnos de escuelas particulares y públicas”, reflexiona Sandra Yagual, psicóloga educativa, quien recuerda que en los sectores periféricos la situación es más complicada, ya que las tareas llegan a través de fichas pedagógicas que entrega el Ministerio y que los niños y padres tampoco pueden desarrollar, sin una guía presencial.

Según esta cartera de Estado, también hay disponible contenido en radio y televisión.