Guayaquil

El cambio de abanderado y juramento a la bandera serán solo por medios virtuales

Las autoridades de Educación reiteran que no se autorizan los eventos presenciales

Juramento a la bandera
El acto cívico del juramento a la bandera, ahora no se lo podrá realizar de manera presencial en las unidades educativas.Archivo / EXPRESO

El evento de proclamación de abanderados, portaestandartes y escoltas, así como el juramento de la bandera por parte de los estudiantes de tercer año de Bachillerato del régimen del régimen Costa-Galápagos y Sierra-Amazonía, año lectivo 2020- 2021, deberá realizarse por medios virtuales, en aquellos lugares en que fuera posible.

Juramento a la bandera

Proclamación de abanderados será en los planteles y retransmitida para los demás

Leer más

Así lo dispuso el Comité de Operaciones Especiales (COE) Nacional, debido a la crisis sanitarias por la COVID-19. Con ello, deja insubsistente los lineamientos dados a conocer la semana pasada por el Ministerio de Educación, en el sentido de que los abanderados y los portaestandartes, junto con un máximo de dos acompañantes, y tres autoridades del plantel, podían asistir a las instituciones educativas para realizar dicha ceremonia.

La nueva disposición fue dada a conocer la mañana de este lunes 21 de septiembre, a través de un comunicado del Ministerio en donde reitera que no se autorizan eventos presenciales.

COLEGIO CLAUSURADOS

Educación: "No se ha autorizado la presencia de estudiantes en planteles"

Leer más

El programa de proclamación y cambio de abanderado, así como el juramento a la bandera deberán desarrollarse el viernes 25 y será contabilizado como un día de actividad dentro el cronograma escolar.

Las unidades educativas que no puedan contactarse con sus estudiantes mediante el uso de medios tecnológicos ejecutarán únicamente el reconocimiento de abanderados, portaestandarte y escolta mediante el acta de elección.

MedidaLas actividades escolares en el país se mantienen de forma virtual y no hay fecha para el retorno de las clases presenciales en las aulas.

Para cuidar la economía familiar, las instituciones educativas no podrán solicitar a las familias incurrir en gastos adicionales.