Los bibliotecólogos, la última promoción

  Guayaquil

Los bibliotecólogos, la última promoción

La Universidad de Guayaquil ya no tendrá más la carrera. Quienes la estudiaron critican que sea poco valorada por las autoridades 

bibliotecólogos
Preparación. Los profesionales piden a las autoridades que valoren más esta carrera y no la dejen morir.Christian Vinueza

“La carrera de Bibliotecología y Archivología es poco conocida, poco valorada, y son pocas las instituciones públicas y empresas que la consideran importante”, expresa Marly Chong Peralta, de 27 años. Chong, a cargo de la Dirección de Archivo General de la Universidad Laica de Guayaquil, fue una de las últimas estudiantes que se graduó con el título de bibliotecaria en la Universidad de Guayaquil. En junio pasado, 41 estudiantes egresaron y dieron por terminada esta carrera, que abrió sus puertas en 1959.

Todas las empresas deben tener este departamento porque hay cantidades enormes de archivos en el país y las instituciones. Lamentablemente hay leyes que no se cumplen.

Verónica Maigua
presidenta de la Asociación de Bibliotecarios Eugenio Espejo
Ventanillas de la Universidad de Guayaquil

Los universitarios temen un regreso a la venta de cupos

Leer más

Varios de los licenciados de la última promoción en Bibliotecología y Archivología fueron entrevistados por EXPRESO y manifestaron sus inquietudes hacia la falta de atención que tiene esta profesión poco convencional, y que está presente en nuestra sociedad.

“Las autoridades del país no le dan importancia a la lectura, a las bibliotecas, a los archivos. Por eso se va la gente a una carrera tradicional. Los jóvenes se van por otro tipo de carreras que te dan un buen salario. No se le da valor a estas disciplinas que permiten crecer a los ecuatorianos”, así lo manifiesta Génesis Montalván, de 23 años.

Montalván se encuentra en búsqueda de empleo y afirma que no desea ejercer en algo diferente a su profesión. “Me encuentro buscando trabajo. He aplicado a varias instituciones, pero no te la dan por falta de experiencia. Si no logro encontrar algo pronto, buscaré hacer una maestría en esto. No pienso irme de la carrera. No quiero que lo que estudié muera”, concluye.

bibliotecólogos
Los bibliotecólogos piden a las autoridades darle la importancia que merece a esta profesión que, por cierto, debería estar presente en las entidades públicas donde se manejan decenas de decenas de archivos y documentos.Christian Vinueza

Julio Flecha Quinde tiene 27 años y trabaja como voluntario en la biblioteca de la Casa de la Cultura. No tiene empleo fijo, y lleva algunos meses esperando que se abra una plaza de trabajo en este espacio cultural para que pueda ejercer. “Las instituciones por desconocimiento no les dan la oportunidad a los profesionales. El archivo lo ponen en segundo plano, es una bodega y nada más. En varios espacios públicos hay personas que han sido preparadas solo con talleres y eso crea malestar a todos nuestros compañeros graduados”, lamenta.

Ventanillas de la Universidad de Guayaquil

Los universitarios temen un regreso a la venta de cupos

Leer más

Verónica Maigua, presidenta de la Asociación de Bibliotecarios Eugenio Espejo, conversó con este Diario sobre este tema y enfatizó que no existe apoyo gubernamental para los bibliotecarios en Ecuador. No obstante, el gremio que tiene alrededor de 200 socios registrados ha buscado ayudar a los nuevos licenciados creando oportunidades y talleres de actualización. “Los jóvenes no tan solo pueden trabajar en bibliotecas sino también en archivos. Hay una cantidad de archivos a nivel nacional y también en las instituciones. Todas las empresas deben tener este departamento. Lo malo del país es que hay leyes que no se cumplen y solo quedan escritas en el papel”, afirma.

Las autoridades del país no le dan importancia a la lectura, a las bibliotecas, a los archivos. Por eso se va la gente a una carrera tradicional. Falta apoyo, la están dejando perder.

Génesis Montalván
bibliotecóloga

Maigua manifiesta que la Asociación sigue luchando porque se cumpla la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI) que establece que en cada institución educativa por lo menos haya una biblioteca con su respectivo bibliotecario. “Hemos estado trabajando para que las personas que se jubilen en estos espacios contraten bibliotecarios. Las autoridades del Estado y las encargadas de espacios académicos no le dan valor a la biblioteca, peor al profesional que están en ellas”, comenta.

En el país.Existen 2.208 bibliotecarios nacionales y extranjeros registrados en la Senescyt. Decenas, graduados en las tres universidades que la han ofertado. Entre ellas, la UG que graduó a su última promoción.

En el país existen 2.208 bibliotecarios nacionales y extranjeros registrados en la Secretaría Nacional de Educación Superior (Senescyt). Varios de ellos graduados en tres universidades que han ofertado esta carrera: La Universidad Técnica de Manabí, la Universidad Técnica de Ambato y la Universidad de Guayaquil (UG), que cerró la especialidad este año. 

La biblioteca no solo es un repositorio de libros, en estos espacios deben de realizarse actividades culturales dirigidas a todos los públicos y basadas en la información que estas contienen.

Soraya Campos
bibliotecóloga
bibliotecólogos
Quienes estudiaron esta profesión quieren aplicarla y no ven como opción buscar ejercer otros trabajos, alejados a su preparación.Christian Vinueza

Se cierra una carrera y se abre otra

Estudiantes participan de una manifestación pacífica en Quito (Ecuador), en una fotografía de archivo.

Estudiantes amenazan con extremar medidas contra recorte en Ecuador

Leer más

José Albán Sánchez, decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Guayaquil, afirmó a este Diario que en pocos meses se abrirá la licenciatura en Pedagogía en Ciencias de la Información y Gestión Documental, que vendrá a reemplazar a la carrera de Bibliotecología y Archivología, y que se tiene la expectativa de que tenga más acogida. “Adecuando a las nuevas normativas, y adecuándonos a la nuevas necesidades, el manejo de los archivos, el manejo de la gestión documental, estamos por abrir esta nueva licenciatura en Ciencias de la Información y Gestión Documental. Estoy seguro de que esta carrera tendrá muchos más estudiantes de los que teníamos antes, porque ahora se abarca también la parte de la informática, secretariado, archivos y sistemas de información”, asegura.