Guayaquil

La ATM anula multas por mal uso de salvoconductos, del 16 y 17 de septiembre

El próximo lunes el COE Cantonal resolverá sobre la restricción vehicular en la ciudad

Multa salvoconducto
El operativo del miércoles dejó como saldo 105 citaciones, 15 vehículos retenidos y 105 salvoconductos retirados.Juan Daniel Ponce / EXPRESO

La Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), anuló las sanciones emitidas el miércoles 16 y jueves 17 de septiembre, por el mal uso de salvoconductos.

Puente

Los operativos que generan más críticas que controles

Leer más

Así lo anunció Vicente Taiano, gerente general de la ATM, tras una reunión de trabajo con la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri.

“El próximo lunes, en el COE Cantonal habrá un pronunciamiento definitivo sobre este tema”, expresó el titular de la ATM sobre las medidas que se analizarán en la sesión del Comité de Operaciones de Emergencia de la ciudad sobre la circulación vehicular una vez finalizado el estado de excepción por la pandemia de la Covid-19.

El pasado 10 de septiembre, el COE Cantonal resolvió mantener la restricción vehicular que permite la circulación vehicular en Guayaquil de acuerdo con el último dígito de la placa, lo cual debe ser controlado por la institución.

El operativo del miércoles pasado dejó como saldo 105 citaciones, 15 vehículos retenidos y 105 salvoconductos retirados que estaban siendo mal utilizados, y cuya multa por irrespetar la restricción fue de $ 200 a cada conductor.

Asimismo hizo que colapsaran los principales puntos de accesos a Guayaquil, por el Puente de la Unidad Nacional, uno de los puntos donde se ejecutó el operativo.

Tráfico en el puente
El operativo hizo que colapsaran los principales puntos de accesos a Guayaquil,Álex Lima / EXPRESO
ATM

Taiano: el 82 % del parque automotor circula en Guayaquil y eso es alarmante

Leer más

Hubo conductores que fueron sancionados, pero también ciudadanos que ni siquiera pudieron ingresar a la ciudad y debieron retornar a sus cantones de origen.

Debido a ello, decenas de trabajadores no tuvieron otra opción que bajarse de los automotores, caminar sobre los puentes o sitios donde se encontraban, y coger un taxi o bus para llegar a tiempo a sus plazas de trabajo. Estuvieron atrapados más de una hora.