Wendy Villón, coraje de campeona

  Deportes

Wendy Villón, coraje de campeona

La entrenadora ecuatoriana, siete veces monarca en el banquillo, recuerda lo que fue su último cetro con El Nacional y su eterna lucha por el fútbol femenino

Wendy-Villon-entrenador-Nacional
Wendy Villón, entrenadora ecuatoriana, consiguió un nuevo cetro en el país, esta vez con El Nacional.API

Las dificultades, lejos de ser un obstáculo para Wendy Villón, son oportunidades para fortalecerse. Es que la entrenadora ecuatoriana no solo ha tenido que ganar partidos dentro de la cancha para celebrar campeonatos, sino también fuera. La profesional de 42 años es una especie de faro para el balompié femenino en el país, esto desde que era jugadora y aniquilaba las redes rivales.

ElNacional-campeón-Superliga-femenina

La otra cara de la moneda en El Nacional

Leer más

Tras su más reciente título alcanzado con El Nacional esta temporada, con el que la profesional sumó siete cetros en el banquillo, Villón demuestra que el coraje, además de sus conocimientos, son claves para alcanzar las metas.

La estratega prefirió no buscar excusas para un año complejo donde la pandemia complicó a todos, al contrario, fue la que tuvo siempre arriba a sus dirigidas luego del compromiso que tuvo con Lucía Vallecilla, presidenta del cuadro criollo, de dar la vuelta olímpica a fin de año. Esto, pese a los problemas económicos que atraviesa el club y del que nunca se pudo reponer el equipo de varones, que descendió a la serie B.

Wendy-Villon-entrenadora-Nacional
Wendy Villón con sus jugadoras, en la celebración de la corona militar.API

“Siempre estuvimos enfocados en el objetivo que tuvimos con la presidenta Vallecilla. El club se complicó en la situación económica, pero nada nos desconcentró del objetivo, la directiva colaboró a pesar de la situación. Nosotros también tuvimos muchos problemas en la parte económica, pero no dejamos nuestro trabajo, la parte económica se resuelve en el camino, pero si ni haces bien las cosas, no podrás arreglar nada, eso va agarrado de la mano”, expresa de forma enfática Wendy.

La exfutbolista de clubes como Barcelona, Emelec, Estrella 5, Universidad Católica Santiago de Guayaquil, entre otros elencos, reconoce que existe una deuda con las flamantes monarcas, pero confía en que se solucionará. “Estamos arreglando la situación económica, estamos poniendo al día al equipo femenino, eso es importante tanto para nosotros cuerpo técnico, jugadores y directivos”, dejó saber la profesional, que tiene como uno de sus grandes anhelos dirigir fuera del país y estar al frente de un equipo de varones, algo que ya se lo han ofrecido, pero no se dio.

“Mi meta era quedar campeona y dirigir fuera, lo hice el año pasado con el Deportivo Cuenca, pero no se dio. Volví a ganar un título y quiero cruzar las fronteras. Y por qué no dirigir un equipo de hombres, me lo han propuesto, pero hay que analizar bien la situación, estoy escuchando propuestas, en El Nacional quieren que siga, pero estoy abierta a otras ofertas también que las estoy escuchando”, explica Villón, quien ha sido testigo de cómo el fútbol femenino ha empezado a tener respaldo en el país, algo que era poco o nada cuando ella era futbolista. Es por esto que ella dialoga con las actuales jugadores y les dice que aprovechen el abanico de posibilidades que se ha abierto hoy.

“Yo soy la muestra viviente del crecimiento del fútbol femenino. Yo lo viví, yo lo lloré, yo quería ese espacio, yo como jugadora quería lo que están viviendo ellas, cada vez el camino se va limpiando de una manera increíble y eso ellas lo tienen que aprovechar”, dejó saber la estratega nacional, quien considera que aún falta más apoyo de la empresa privada.

ElNacional-campeón-Superliga-femenina

Las Guerreras de El Nacional reinan en la Superliga

Leer más

“Falta respaldo de la empresa privada, cuando eso pase y se den cuenta que el fútbol femenino vende y tal vez de los que ellos piensan, eso va a cambiar. Hay directivos que sí le dan importancia al fútbol femenino, pero también hay dirigentes y entrenadores que solo se quieren aprovechar de la situación, expresa Wendy, que en el pasado, antes de decantarse con el fútbol, practicó atletismo y boxeo, de la mano de su tío Segundo Mercado.

“Dejé el atletismo y el boxeo y me quedé con el fútbol. Me gustaba mucho el boxeo, igual que el fútbol, pero era la única mujer en el gimnasio, así que no tenía con quien competir”, comenta entre risas la entrenadora que ha sido campeona ecuatoriana, no solo con El Nacional y Deportivo Cuenca, sino también dirigiendo a Unión Española y Rocafuerte.

La selección nacional femenina también forma parte de la trayectoria de Villón, quien hubiera deseado tener el respaldo dirigencial que existe ahora, además de ensalzar la labor que realiza la entrenadora brasileña Emily Lima, con la cual se está llevando un verdadero proceso en la Tricolor.

La parte económica afecta, pero nos llenamos de coraje y queríamos que nuestra familia se sienta orgullosa al superar las adversidades. 

Wendy Villón, entrenadora de El Nacional

“Ahora se hace un verdadero proceso, sub-17, sub 20 y adulta, no saltarse esas fases que son claves en la preparación, salvo que esa jugadora marque amplias diferencias, como lo hace Moisés Caicedo en la adulta”, dijo Wendy, quien dice que en su casa es igual de estricta y a la vez alegre que en la cancha.

“Soy igual con mi hijo y con mi nieto, soy igual en casa, cuando veo que algo está mal lo digo con la misma energía en casa. Mi familia me conoce”, comenta con alegría la estratega, quien pide a Dios dos cosas para el próximo año: “salud para hacer las cosas bien y que me permita seguir disfrutando del fútbol siempre”.