Deportes

Ramírez, el Roberto Carlos de Ecuador

El jueves 12 de diciembre con su equipo el Krasnodar de Rusia jugará la Europa League ante el Getafe.

Cristian Ramírez
Ramírez, internacional con su país en 19 ocasiones, se encuentra en un gran momento de su carrera profesional.Internet
Dida1

El viral disfraz de Alexander Domínguez

Leer más

Cristian Ramírez, nacido en Santo Domingo de los Tsáchilas, milita actualmente en el Krasnodar de Rusia. El chico que comenzó jugando en el Brasilia de Quinindé, pasó por Independiente del Valle y emigró a Europa en 2012, hoy se enfrenta ante los más grandes.

La agencia de noticias EFE, le hace un perfil al mundialista ecuatoriano, donde destacan lo buen jugador que es, en la previa del partido de la Europa League entre el Krasnodar frente al Getafe.

No muy alto (1'74), fuerte, veloz, lateral de largo recorrido, con un fuerte disparo y habilidoso, el Krasnodar tendrá en la figura del ecuatoriano Cristian Ramírez a una amenaza oculta que tendrá que tener en cuenta el Getafe en su enfrentamiento decisivo para acceder a los dieciseisavos de final de la Europa League, el jueves 12 de diciembre desde las 12:55.

Varios son los nombres que siempre sobresalen por encima del resto cuando se enumeran a los mejores jugadores del Krasnodar. El delantero brasileño nacionalizado ruso Ari o el centrocampista portugués Manuel Fernandes, son dos de ellos.

Contra el Getafe, no podrán jugar. El primero, por sanción. El segundo, por lesión. El testigo lo recogerán el habilidoso Wanderson Maciel y los suecos Marcus Berg y Kristoffer Olsson

Pero muchos se olvidan del lateral izquierdo del Krasnodar, Cristian Ramírez, un arma sorpresa muy importante para el equipo dirigido por Sergey Matveyev.

Ramírez, internacional con su país en 19 ocasiones, se encuentra en un gran momento de su carrera profesional. Es insustituible en la zona izquierda de la defensa del Krasnodar y desde que llegó a Europa para formar parte del Fortuna Düsseldorf alemán, nunca había jugado tanto.

Después lo intentó en el Ferencváros húngaro durante dos temporadas y media, en las que participó en 63 partidos oficiales para después firmar por su actual club en el mercado de invierno del curso 2016/17. En las siguientes campañas acumuló 25 y 33 encuentros y, ahora, cuando ha llegado el parón de la Liga de Rusia, ya ha disputado 24 partidos oficiales.

Y es que las características de Ramírez tienen cierto parecido con las de Roberto Carlos, el mítico exlateral izquierdo brasileño del Real Madrid. Su velocidad y su capacidad de sorpresa, convierten a Cristian Ramírez en un recurso muy útil para sus compañeros cuando los partidos se atascan.

Ese parecido con Roberto Carlos no ha nacido sólo. Lo ha intentado imitar desde que comenzó a jugar al fútbol. "Todos soñaban con atacar y hacer goles. Yo también, pero desde la banda, como Roberto Carlos en el Real Madrid. Fue un modelo a seguir. Soy zurdo y le pego fuerte como él. Le admiro y le seguía mucho", declaró.

También admirador de su compatriota Walter Ayoví, un interior izquierdo de 40 que sigue en activo en el Guayaquil City y que fue internacional en 121 ocasiones, Cristian Ramírez tiene un pequeño defecto que le resta puntos en su comparación con Roberto Carlos: le falta gol.

De hecho, desde que fichó por el Krasnodar, el lateral del conjunto ruso aún no ha marcado en ninguno de los 100 partidos oficiales que ha disputado con su club. Su último tanto, lo consiguió en el Ferencváros un 20 de febrero de 2016.

Seguro que ante el Getafe tendrá ganas de romper esa mala racha que dura casi cuatro años. Sería su final perfecto antes de las vacaciones obligadas que afrontará su equipo después del parón liguero hasta primavera.

Al Krasnodar sólo le vale ganar en el Coliseum para alcanzar los dieciseisavos de final de la Liga Europa. Cualquier otro resultado, no le sirve. Y, Ramírez, sueña con ser el arma oculta con la que su equipo consiga la clasificación. El Roberto Carlos de Ecuador quiere convertirse en el aguafiestas del Getafe.