Pablo Ramírez, la promesa ecuatoriana que trabaja para llegar al Mundial de Jiujitsu

  Deportes

Pablo Ramírez, la promesa ecuatoriana que trabaja para llegar al Mundial de Jiujitsu

El guayaquileño de 25 años ha conquistado todo a nivel local en la cinta marrón. Dejó su trabajo formal para dedicarse de lleno al deporte y ahora aspira ser el único representante tricolor en Abu Dhabi

Pablo Ramírez Jiujitsu
Ramírez salió campeón en el peso medio y absoluto en cinta marrón en el reciente The Jiujitsu League 02.Valentina Encalada / EXPRESO

Reconocía su pasión, pero no estaba consciente de lo talentoso que era. Tras hacer un alto a sus entrenamientos durante de tres años, dejó su trabajo formal en 2020 para dedicarse de lleno al jiujitsu y convertirse como uno de los referentes en el país en este deporte.

adrian torres

Adrián Torres se prepara para representar a Ecuador en el 'Brasilero' de Jiu Jitsu en Sao Paulo

Leer más

Ahora es muy complicado detener su ascenso y aspira reafirmar su nivel en el mundial AJP (Abu Dhabi Jiu Jitsu Pro). "Seré el único cinta marrón de Ecuador en clasificarse", afirma Pablo Ramírez, apenas tres días después de coronarse campeón de peso medio y absoluto en el torneo The Jiujitsu League 02.

"Estuve un buen tiempo trabajando como cajero en un banco, tenía ya bastante experiencia en esa área, quizá estaba pronto a algún ascenso, pero volví a entrar, me volví a enamorar del jiujitsu", cuenta Ramírez, de 25 años, durante una mañana de entrenamiento.

Mientras hace memoria sobre los días en los que decidió dedicarse 100 % a esto, Ramírez reconoce lo drástico que fue dar ese paso y la complejidad que representaba apostar por profesionalizarse en el jiujitsu.

Pablo Ramírez Jiujitsu
Ramírez, durante una mañana de entrenamiento.Valentina Encalada / EXPRESO

"Al comienzo fue complicado porque mi familia no sabía lo mucho que a mí me gustaba esto. Hablé con mi papá y me apoyó en todo. Estaba muy consciente de lo difícil que sería, pero creo que mientras me apasione podré buscar la manera para hacer que funcione", reflexiona.

Kike Guerrero.

Guayaquil, epicentro del jiu jitsu ecuatoriano

Leer más

La decisión no resultó tan mal como parecía. Ramírez, desde entonces, se encargó de sumar medallas a su palmarés deportivo. Desde la cinta azul hasta su actual marrón, convirtiéndose en uno de los máximos contendientes en su categoría.

¿Qué lo diferencia del resto? Disciplina, talento nato y ganas de superarse, responde de inmediato a la pregunta. "No disminuyo a nadie, pero pienso que a nivel técnico no tengo rival en Ecuador", apunta con confianza. Sin embargo, su prueba de fuego está por comenzar.

"Estoy enfocado en acumular los puntos necesarios para clasificarme al mundial del AJP (Abu Dhabi Jiu Jitsu Pro)", añade. Pero antes de llegar a la capital de los Emiratos Árabes deberá pasar por torneos previos clasificatorios en Colombia, a finales de abril, y por Brasil, en julio. Siendo estas sus primeras experiencias fuera del país. 

Allí todo será diferente, no solo por las oportunidades que se te presentan como deportista, sino también por el nivel de competencia. "Estuve revisando los posibles rivales y aparecen nombres de personas que yo sigo y admiro en redes sociales", expresa con asombro y hasta con una leve risa, quien tiene más que claro que el único rival que podrá detenerlo es su mente.