Deportes

El Nacional, deudas y paralizaciones

La crisis económica se agudizó, al punto que la directiva analizó jugar con juveniles. El expresidente Tito Manjarrez demandó al club

El-Nacional-entrenamiento-paralización
El equipo volvió a los entrenamientos después de paralizarse como medida de protesta ante las deudasCortesía El Nacional

El Nacional vive una crisis general. Hay pendientes con el equipo profesional, al personal administrativo se le debe cuatro meses de sueldo y hasta cayó una demanda del expresidente Tito Manjarrez por una deuda pasada. Esto, sin contar con la mala relación que se ha generado entre el arquero Johan Padilla y la presidenta Lucía Vallecilla.

Serena Williams US Open

Serena Williams se planta en las semifinales del Us Open

Leer más

Como medida de presión para cobrar la totalidad de los sueldos y premios, los jugadores no entrenaron dos días durante esta semana. Eso provocó que la directiva, como respuesta, ponga sobre la mesa la posibilidad de jugar con juveniles este fin de semana.

Y si bien ayer en la mañana los del primer plantel volvieron a las prácticas, ese plan B seguirá vigente. Después de todo, no es la primera vez que los futbolistas amenazan con no entrenar. Esto ocurrió también durante la paralización del torneo por la emergencia médica.

He puesto de mi bolsillo más de un millón de dólares para salir de estos momentos.

Lucía Vallecilla, presidenta de El Nacional

Vallecilla reconoció el problema. Y explicó el origen. “Mientras GolTV no pague por los derechos de televisión (debe cuatro meses) es difícil contar con ingresos fuertes. De todas maneras, se les ha pagado”, aclaró.

Ese pago que ella afirma, sin embargo, no es completo. Hubo una reducción de sueldos para lo que resta de esta campaña. Esa fue la única medida que les ayudó a llevar la crisis.

Además, durante estos meses abonó a los sueldos del personal administrativo. “Se les ha dado una parte, no se puede pagar completo por la situación, pero tampoco podemos dejarles sin apoyo”.

Ella agregó que no hay ingresos por escuelas de fútbol, ni por taquilla. Además, denunció que no llega el aporte de los socios militares desde hace tres meses, a pesar de que sí les descuentan en los roles.

Vallecilla estaba en Guayaquil cuando los jugadores dejaron de entrenarse. Pero, tratando de negociar con los futbolistas envió un audio del presidente Miguel Ángel Loor, explicando que esta semana GolTV pagará una parte de la deuda. Con ese dinero ella espera cumplir con todos, incluyendo a los administrativos. Si sobra, seguirá pagando deudas.

Y mientras todo eso pasa, en lo deportivo también vive momentos agridulces. Tiene 12 puntos y navega en la parte media de la tabla de la LigaPro, tan solo a cuatro unidades de la zona de descenso.

Manjarrez va por la vía legal

Boca-Juniors

Boca Juniors recupera futbolistas que se contagiaron de coronavirus

Leer más

El expresidente de El Nacional, Tito Manjarrez, demandó al club por tres letras de 11.094 dólares. Según él, prestó ese dinero al club durante su administración.

Advirtió que fue por la vía legal porque la presidenta no atendía a su requerimiento.

Pero, Vallecilla explicó que no le han pagado nada porque en la última auditoría no está reflejado ese ingreso en el club.

Anunció, además, que habrá una nueva auditoría con una firma internacional para saber en qué se ha invertido todo el dinero en los últimos años.

Otros problemas

Contratos dobles: Los jugadores filtraron un audio donde se daba a entender que había contratos dobles. Vallecilla lo negó y el caso fue investigado por LigaPro. No pasó a mayores.

La relación con Padilla: El golero Johan Padilla dijo que no soportaba a la presidenta y que no le dejaban salir del club para crecer profesionalmente. Ella le respondió que puede irse cuando haya una propuesta real. Hasta ahora no le ha llegado nada. La cláusula de rescisión es de un millón de dólares. Dijo que Padilla está mal asesorado.

Multa por insultos: Vallecilla fue multada con 2.000 dólares por insultar a los árbitros en el partido anterior. Ella dice que lo tildó de sinvergüenza.