Deportes

Mascarillas, una opción poco aplicable para el fútbol ecuatoriano

El uso de ese implemento reduce la capacidad de oxigenación. El comité médico de la LigaPro analiza algunas opciones

Fútbol
El 11 de marzo los jugadores del Pescara italiano salieron a la cancha utilizando mascarillas, pero no jugaron con ellas.Archivo

El mundo fútbol busca la forma de abrirse espacio en medio de la pandemia del coronavirus. En cada país los especialistas analizan opciones de acuerdo a su propia realidad.

Foto de Sistema Grana (31604778)

Coronavirus: La quiebra, el nuevo rival del fútbol

Leer más

En Europa se plantea la posibilidad de un retorno dividido en etapas, que incluiría medidas de protección como el uso de mascarillas y guantes, además de mantener una distancia no menor de dos metros durante la denominada Fase de Entrenamiento Individual.

En la Premier League se utilizarían las mascarillas N95 Altitude, que filtran más del 95% de partículas nocivas. Su acoplamiento impide que se caiga, incluso en competencias como el motociclismo y el atletismo.

Hay estudios en Europa, apoyados en opiniones de virólogos, pero eso no quiere decir que haremos lo mismo acá. Nosotros tenemos un comité médico encargado del tema, que elaborará un protocolo de retorno a las actividades físicas.

David Constante, LigaPro.

Ecuador observará los resultados del plan que se implementaría en Inglaterra, “sin que esto signifique que se seguirán los mismos pasos”, según le aclaró a Diario EXPRESO David Constante, director de competiciones de la LigaPro.

Las características geográficas de nuestro país representan un gran desafío para el proyecto europeo.

Grafico P12 expreso
Los tipos de mascarillas y la estrategia que se seguirían en Europa.Teddy Cabrera

El neumólogo Jorge Ormeño advierte que la altura, sumada a la utilización de mascarillas, reduciría el VO2 máx (la cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede absorber, transportar y consumir en un tiempo determinado), afectando la capacidad aeróbica del deportista del llano.

“Nos encontramos en una etapa pico del Covid, y probablemente todavía no estamos preparados ni siquiera para entrar a la fase de distanciamiento (dos metros), por eso considero que por ahora es imposible entrenamientos o reuniones de más de cinco o diez personas, porque si lo hacemos de seguro estamos esperando un rebrote y esto puede colapsar”, explica el galeno.

Al principio el deportista no lo notará, pero luego sentirá la falta de oxígeno, porque el uso de la mascarilla produce trastornos en la ventilación. En la altura es más evidente, reduciendo entre un 30 y un 40% la capacidad aeróbica.

Jorge Ormeño, neumólogo.

El dióxido de carbono (gas que las personas emitimos en cada expiración o exhalación) representaría otro inconveniente, pero no tanto como la disminución de ingreso de oxígeno que provocarían las mascarillas.

El delantero Roberto Ordóñez dijo que no se imagina usando ese implemento en la cancha, criterio apoyado por Raúl Avilés. “En dos o tres meses que no se pueda jugar fútbol no se va a acabar el mundo, pero sí se puede acabar tu vida”, sentencia la Turbina.

Argumento

La capacidad física disminuye desde los 700 metros de altura. Con una mascarilla se vería más afectada.