Deportes

Ligia Moreira: "Quiero volver a jugar Copa América y eliminatorias"

La capitana de la selección nacional femenina habló con EXPRESO antes de vincularse a su cuarto equipo internacional, el Racing de España

Ligia Moreira Ecuador familia
Gigi disfruta estos días con los suyos, entre ellos José Moreira y Mónica Burgos, sus padres; Lissette, Gissela, Jasleidy y José Manuel, sus hermanos, en su natal Buena Fe.Cortesía

Es una de las jugadoras de fútbol ecuatorianas más representativas, no en vano llevó la cita de capitana en el Mundial de Canadá 2015. Desde entonces, y luego de un largo camino de espinas, la vida le cambió a Ligia Moreira. Jugó por cinco años en tres equipos diferentes en el extranjero. Hoy, que está muy próxima a experimentar su cuarto reto internacional, el Racing de España, la defensa habló con EXPRESO desde su natal Manga del Cura, cerca de Buena Fe, donde descansa con su familia. Está tranquila, aunque expectante antes de embarcarse en este “nuevo viaje”.

- Cinco años jugando fuera dicen mucho...

- Ha sido un aprendizaje constante. Ningún día se ha parecido al otro... Gracias a Dios han sido dos veces en Colombia, luego la experiencia en Brasil y finalmente Oviedo, en España; ahora me toca regresar por Racing.

- ¿Qué se siente ser una de las jugadoras más internacionales?

- Es lindo, porque cuando era pequeña no tenía idea que iba a pasar todo esto, solo quería estar en la cancha. Hoy veo que todo lo que se hizo en el inicio ha servido. Cuando cumples un sueño siempre quieres algo más.

- ¿Hasta dónde quiere llegar?

- Siempre me he considerado una guerrera, me gusta luchar por lo que quiero, aunque he tenido piedras en el camino. Siento que puedo alcanzar muchas cosas más.

- Estando aún en España, ¿cómo vivió la pandemia?

- Los dos primeros meses de la emergencia los viví allá, fue duro, hasta que pude embarcarme en un vuelo humanitario. Ya aquí me tocó hacer la cuarentena respectiva antes de llegar a donde mi familia en Santa María, en la Manga del Cura.

Ligia Moreira Ecuador
Gigi, como la conocen en el medio ha jugado en Colombia, Brasil y España.Archivo

- ¿De dónde nace la oferta de unirse a Racing?

- Me llamó mi representante y me habló de esa posibilidad, hasta que se dio gracias a Dios. Siento que es una señal de que debo conseguir algo más en el exterior. Antes de eso había la posibilidad de venir a Ecuador a dos equipos, pero se definió lo de Racing. Espero que en agosto sea el viaje a España.

- ¿Considera que ha pasado más tiempo fuera que en casa?

- (sonríe) Cuando regresé, mi madre pensaba que me iba a quedar jugando aquí, pero me salió lo de Racing. Ella entiende cómo es mi profesión desde que yo era pequeña.

- ¿Qué cree que le falta por hacer?

- Soy demasiado terca, soñadora y siempre quiero hacer más. Me gustaría seguir una maestría (ya es periodista), puede ser marketing deportivo. En la parte económica el objetivo es tener estabilidad y ayudar a mi familia; ya en el fútbol quiero volver a jugar una Copa América, unas eliminatorias.

- ¿Aún siente que existe machismo en el fútbol?

- No he tenido problemas con eso, pero sí me han dejado comentarios groseros en redes sociales. Cuando era pequeña querían ofenderme porque me gustaba el fútbol, pero nunca le hice caso.

- ¿Sigue siendo mal visto que una mujer juegue?

- Sí, eso sigue siendo un problema para ciertos padres de familia; creen que el fútbol no es un deporte para mujeres, aun así, también es cierto que muchos han dejado de pensar eso. En mi caso, siempre me apoyaron; aunque he escuchado que hay padres que no respaldan.