Deportes

Juegos Olímpicos, hay luz al final del túnel

La reactivación del deporte en el mundo es un hecho, por lo que los organizadores de Tokio tienen ya un protocolo de referencia

Tour de Francia
Referencia. En el reciente Tour de Francia, donde compitió Richard Carapaz (c), no hubo ningún caso de ciclista contagiado. CYCLING-FRA-TDF2020-STAGE20Archivo

La realización exitosa del Tour de Francia, el reinicio de las diferentes ligas de fútbol alrededor del mundo, la disputa del US Open y la Liga de Diamante de Atletismo, le dan un respiro al deporte en medio de una pandemia que no termina de dar tregua y dejan entrever un mensaje aún más alentador para el deporte de alto rendimiento: los Juegos Olímpicos del próximo año sí son posibles.

Los organizadores de Tokio comenzaron a idear medidas para poder celebrar el evento, incluso si la pandemia no remite. Y es que los mensajes de optimismo lanzados por el Comité Olímpico Internacional (COI) son evidentes. “Vuelvo a ver el brillo en los ojos de los deportistas”, dijo el miércoles Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español.

Los anfitriones nipones tienen sobre la mesa un protocolo de seguridad sanitario que busca gestionar la entrada de más de 11.000 atletas a Japón bajo un “tratamiento especial” que los libraría de someterse a los férreos controles fronterizos que aplica ese país desde el inicio de la pandemia. El objetivo es, además, elaborar un sistema que permita que haya espectadores en las pruebas olímpicas.

El sacar adelante los Juegos “con o sin coronavirus” y “con o sin vacuna”, tal como lo manifestaron el vicepresidente del citado organismo, John Coates, y su máximo responsable, Thomas Bach, es un hecho. Se prevé que los atletas olímpicos estén exentos de la cuarentena obligatoria de dos semanas que se aplica actualmente a los viajeros procedentes del extranjero, aunque sí tendrán que realizarse test PCR antes de partir de sus países y a su llegada a territorio nipón.

El objetivo es que los deportistas puedan entrenar o competir en esos catorce días posteriores a su llegada, aunque únicamente se les permitirá desplazarse de la Villa Olímpica a las instalaciones deportivas que les hayan sido asignadas.

En la práctica, esto supondría que los atletas tendrían prohibido tomar el transporte público o moverse libremente por Tokio y otras partes de Japón, aunque está por verse si estas restricciones irán acompañadas de sanciones deportivas en caso de incumplimiento -esto dependerá del COI y las federaciones- o quedarán en un “código de conducta” para atletas.

Otro de los principales motivos para la esperanza de cara a los JJ.OO. de 2021 es la situación de la pandemia en Japón, que por el momento dan por controlada las autoridades y lo que incluso ha permitido volver a contar con un amplio número de espectadores en las gradas.

Las ligas nacionales de fútbol y béisbol, los dos deportes más populares del país, volvieron a acoger público a comienzos de julio con un límite inicial de 5.000 espectadores en los estadios, y el pasado 19 de septiembre ampliaron ese tope a un 50 % de su aforo total. Todo ello manteniendo medidas preventivas como el uso obligatorio de mascarilla por parte de los aficionados, la toma de su temperatura corporal a la entrada, el distanciamiento interpersonal o la prohibición de gritar, cantar y hablar alto en las gradas.

"Lo peor ha pasado... Estoy optimista dentro de la prudencia y sin ninguna duda de que los Juegos Olímpicos se van a disputar.Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico de España

EL DETALLE

Austeridad. Ayer se anunció que no habrá fiestas de bienvenida, irán menos dirigentes y un 10% menos de deportistas por delegación.