Erick Estupiñán, el futuro de las pesas

  Deportes

Erick Estupiñán, el futuro de las pesas

Con 15 años el deportista ya fue convocado a la selección nacional por sus méritos deportivos. Ha sido campeón nacional desde 2016

Erick Estupiñán pesas Ecuador Sub-15
Protagonista. El halterista federado por Zamora fue llamado a la selección nacional y compitió en el Sudamericano y Panamericano en línea que se disputó en diciembre pasado.Cortesía

A sus 15 años de edad, Erick Estupiñán Vacacela ha transitado por varios estamentos del deporte. Hizo fútbol, baloncesto, hasta que a los 9 dio con una disciplina en la que empezó temeroso, con muchos estereotipos preconcebidos, pero que hoy ha derrumbado y le están dando las más grandes satisfacciones: representar al país en la selección ecuatoriana de levantamiento de pesas.

Oriundo de Machala, provincia de El Oro, Estupiñán integró por primera vez la Tri que participó recientemente en el Campeonato Panamericano y Sudamericano Sub-15 en Línea que se disputó a mediados de diciembre pasado a través de la plataforma Zoom.

“La noticia fue muy grata (ser llamado a la selección). Trabajamos muy duro pese a la pandemia para conseguir resultados positivos, hasta que se dio. Es un orgullo para todos”, Jonathan Alberca, entrenador de la Federación Deportiva de Zamora.

Erick es todo un personaje de la nueva camada del Oriente ecuatoriano, ha conseguido títulos nacionales desde el 2016 y su proyección es importante. Uno de sus referentes son las hermanas Neisi Dajomes y Angie Palacios Dajomes, quienes también son orientales.

Oros en Juegos Binacionales Macas 2016, 2018 y 2019, plata en Juegos Provinciales Zumba 2017, oro del Nacional Sub-12 Guayas 2017, oros en los Juegos Nacionales Menores 2018 y 2019, son solo algunos de los títulos que ostenta.

El camino no ha sido fácil. De pequeño salió con su madre de su Machala natal para buscar mejores días y pensó en otras disciplinas en las que no se sintió cómodo, hasta que encontró la correcta.

“Siempre me gustó el fútbol, pero como en Zamora en esa época no tenía mucha acogida, decidí practicar baloncesto, pero tampoco me atrajo en su totalidad; entonces, como el gimnasio de pesas queda ahí mismo en el coliseo, fui a ver y desde que pisé ese lugar el profesor me llamó y me ofreció entrenar, hasta que me enamoré de este maravilloso deporte”, precisa emocionado .

Alberca, destaca el compromiso que Erick le pone a cada entrenamiento y a cada competencia. “Desde muy pequeño despuntó entre los demás; es muy responsable con sus entrenamientos y con su escuela. Ha logrado convertirse en el mejor deportista en varios torneos y eso nos motiva a seguir adelante y porqué no pensar en Panamericanos, Sudamericanos”, argumentó. De momento la oportunidad ya llegó.