Deportes

Barcelona se queda con las manos vacías

Eliminado de la Copa Libertadores con cero puntos, y sin opciones en la primera etapa de la LigaPro, el panorama es turbio para el Ídolo

Barcelona-futbol
En su visita a Independiente los dirigidos por Fabián Bustos controlaron al equipo con la mejor delantera de la LigaPro. Empató e incluso pudo ganar, pero de nada sirvió. API

Marchar en el último lugar de su grupo en la Copa Libertadores y haberse quedado sin opciones de ganar la primera etapa de la LigaPro, a falta de una fecha, para un equipo como Barcelona representa un fracaso.

Richard-Carapaz-ciclismo-Mundial-ruta-Italia

Carapaz, el mejor latinoamericano en el Mundial 2020

Leer más

El técnico Fabián Bustos alega que junto a Liga de Quito el suyo es el equipo que más puntos ganó luego de la reanudación del torneo, y es verdad, pero una competencia no se limita a una parte de la misma y el Ídolo está pagando el precio de los errores cometidos a lo largo de todo el camino.

“Esto puede sonar a excusa, pero los primeros partidos (antes de la pandemia) los jugamos con un equipo alterno. Hemos disputado diez partidos y hemos estado a la altura de pelear la etapa”, dijo el entrenador argentino.

Las palabras de Bustos darían a entender que ceder puntos en casa ante Técnico Universitario y Liga de Portoviejo, dos rivales en teoría fáciles, le hizo perder la confianza en los considerados suplentes, porque desde ese momento prácticamente no rotó su plantel, recargando a quienes él considera conforman su base.

En Barcelona se nota la falta de rotación en el plantel. La transición se logra cuando se mezcla bien la juventud con la experiencia.

Mike Rodríguez, exjugador de Barcelona

EL PESO DE LOS AÑOS

Con tres compromisos cada semana -a veces entre el torneo local y la Copa Libertadores- y un plantel cargado de años, las lesiones no se hicieron esperar. Si a eso se suman las suspensiones, en algunos casos irresponsables, era de esperar que tarde o temprano el plantel se comience a mermar.

Elementos como Damián Díaz (34 años), Michael Arroyo (33), Gabriel Marques (32), Bruno Piñatares (30) y Jonathan Álvez (32) han demostrado tener calidad para vestir la amarilla, pero su edad representa una limitante para afrontar un calendario tan competitivo, que incluye viajes al extranjero y afrontar un torneo tan exigente como el ecuatoriano, donde constantemente se alterna entre la altura y el llano.

Mike Rodríguez, exfutbolista de los toreros, cree que la falta de rotación influyó en la falta de mejores resultados.

“El equipo no está mal físicamente, pero son muchos partidos. Barcelona tiene jugadores jóvenes y con condiciones, pero capaz no se les ha brindado la oportunidad de agarrar ritmo. También es importante destacar que hay rivales como Independiente, Católica y el mismo Técnico Universitario que mejoraron mucho, esto ya no es solo entre tres o cuatro clubes”, sentenció.

Sea cual sea la causa, la verdad es que hasta el momento el Ídolo se queda con las manos vacías.

LAS CLAVES DEL FRACASO

- Un plantel mal utilizado. Pese a la crisis económica que atraviesa, Barcelona armó un buen plantel, pero el técnico Fabián Bustos no lo alternó entre Copa y LigaPro. Por eso cuando apostó por los suplentes, la mayoría lució sin ritmo de competencia.

- La pérdida de su goleador. Cuando Fidel Martínez fue transferido a un equipo de la Liga china, el técnico Ricardo Armendáriz advirtió en EXPRESO que el Ídolo se quedaría sin esa dosis de creatividad que el jugador le daba en partidos cerrados. Tuvo razón.

- Acciones irresponsables. No podemos discutir la calidad de Mario Pineida, pero actitudes como la suya, al buscar una expulsión injustificada, dejó a su equipo sin la seguridad que él transmite en la banda izquierda. Eso le costó valiosos puntos.

- Puntos que quedaron en el camino. La falta de ritmo de competencia de algunos jugadores desembocó en la pérdida de puntos en partidos que en teoría se presentaban fáciles, como los empates con Técnico Universitario (0-0), Liga de Portoviejo (1-1), Macará (1-1), además de la derrota ante Guayaquil City (2-1).