Deportes

2020, un año de retos para Barcelona

La meta es buscar el título de la LigaPro y destacar en la Copa Libertadores, lidiando con una gran crisis económica.

Barcelona
Fabián Bustos (c), el técnico número 83 de Barcelona, espera triunfar en el Ídolo.CHRISTIAN VASCONEZ

En Barcelona solo sirve ser primero, eso lo sabe bien el presidente Carlos Alfaro Moreno, cuya oferta de campaña fue ganar “el campeonato financiero”, sin renunciar al protagonismo que demanda un equipo de la dimensión del Ídolo del Astillero.

La tarea no será nada fácil. De entrada se encuentra con una reducción del 35% del presupuesto que se manejó en 2019 (15’000.000 de dólares). Se lo hace por orden de la LigaPro y por la necesidad de ajustar cifras en tiempo en que se habla de una deuda acumulada de 29’500.000 dólares, según cifras entregadas por el directorio que encabezó José Francisco Cevallos.

Como si todo esto fuera poco, y sin aún conocer el valor final del déficit, el Beto Alfaro Moreno tendrá que lidiar con una serie de deudas. Solo para citar un caso, la FIFA dio un ultimátum para cancelarle 1’500.000 al delantero argentino Ariel Nahuelpán.

Por ahora la tabla de salvación la representa la Copa Libertadores de América, evento que entrega 350.000 dólares a los equipos que participarán en la Fase 1; 500.000 más esperan en la 2, y 550.000 en la 3.

Ya en la etapa de grupos el premio se incrementa a 3’000.000 de dólares, eso sin sumar los valores correspondientes a publicidad y taquilla.

Si los amarillos suben todos esos peldaños habrían asegurado un ingreso mínimo de 4’400.000 dólares.

El primer obstáculo es el Progreso de Uruguay. En teoría el asunto se presenta fácil, pero vale recordar que esta temporada los toreros se quedaron en la misma instancia ante Defensor Sporting por un error administrativo, agravando así sus penurias económicas.

Los ingresos y egresos que tiene el club no son temas prioritarios para el aficionado, que quiere ver a su equipo siempre campeón.

La llegada del técnico Fabián Bustos asegura un proyecto al que la nueva dirigencia le ha puesto mucha fe, con una base que se comenzó a consolidar con las renovaciones de contrato de Fidel Martínez y Mario Pineida, además de la incorporación de: Moisés Corozo, Emanuel Martínez, Nixon Molina, Eder Cetre, Freddy Mina, Sergio Quinteros, Gustavo Vallecilla y Bryan Rivera. No son los nombres rimbombantes a los que los seguidores del Ídolo están acostumbrados, pero ayudan a alinearse en un presupuesto acorde a la realidad de la institución.

Con un arquero y dos elementos más (centrocampistas), el rol amarillo quedará listo para afrontar un año 2020 lleno de desafíos y donde no habrá espacio para las excusas.