La helicobácter pylori se puede detectar a través de su aliento

  Salud

La helicobácter pylori se puede detectar a través de su aliento

Esta bacteria es tan peligrosa que puede dañar la mucosa protectora del estómago y del intestino delgado.
Diagnosticarla a tiempo es primordial.

Mujer con dolor de estómago
La infección por helicobácter pylori se da en niños y adultosPixabay

Los dolores estomacales, como ardor, en la altura de la conocida 'boca del estómago', náuseas y eructos, son síntomas de problemas digestivos que un alto porcentaje de los ecuatorianos padece, debido por lo general, a los inadecuados hábitos alimenticios (consumo de gaseosas o irritantes, grasas, alcohol) o por la infección causada por la bacteria helicobácter pylori, dice el doctor Carlos Robles Medranda, director del Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas (IECED).

Esta bacteria, que es la responsable de los síntomas antes mencionados y de úlceras, así como gastritis entre el 60% y 70% de los ecuatorianos, se puede detectar a través de un test de aliento. “Cuando un paciente llega a mi consulta con síntomas de ardor, acidez y molestias intestinales, les envío a realizar uno de los test para detectar al microorganismo, ya sea en aliento o en heces”, afirma la doctora Gladys Álvarez Torres, gastroenteróloga y colaboradora externa de Laboratorio Labs.

Para el gastroenterólogo Carlos Cifuentes el test de aliento es el mejor método para detectar esta bacteria, "debido a su alta efectividad y precisión tanto para el diagnóstico inicial, como para la confirmación de su erradicación una vez culminado el tratamiento".

Esta bacteria puede transmitirse de una persona a otra por contacto directo con la saliva o la materia fecal. Y a través de alimentos o agua contaminados. 
Si se detecta en los padres y estos tienen hijos, es necesario que se lo digan al pediatra porque probablemente sus pequeños también podrían estar infectados

Clínica Mayo
Test de prueba de aliento
El test se realiza en cerca de 40 minutosCortesía

¿En qué consiste?

Esta prueba, calificada como rápida, indolora, sencilla y segura, se realiza en aproximadamente 40 minutos. Lo primero que debe hacer el paciente es beber un jugo de naranja, luego de 10 minutos soplar en una bolsa recolectora y posteriormente ingerir otra bebida que es a base de urea y agua. Después de esperar 30 minutos, soplar por segunda vez en otra bolsa recolectora, explica el doctor Fabricio Echeverría, de  laboratorio Labs.

Las muestras recolectadas se colocan en un equipo que determinará si es o no portador de la bacteria. Y después de 24 horas, acceder a sus resultados.

Si durante la prueba o posterior a ella, la persona siente molestias intestinales como acidez estomacal, deberá informar al auxiliar del laboratorio.

¿Cómo prepararse?

El paciente, previo al test, debe:

Permanecer en ayuno de 8 horas (ni sólidos, ni líquidos). Evitar ingerir, mínimo durante 4 semanas, antibióticos, omeprazol, antiácidos, esomeprazol, ranitidina, cimetidina o algún inhibidor y/o medicamento para el dolor estomacal. Y acudir sin cepillarse los dientes, ni usar dentífrico o enjuague bucal.

Más sobre la helicobácter pylori

  • Esta bacteria, que se transmite dentro de la familia y se adquiere durante los primeros 10 años de la vida, puede permanecer silenciosa, sin causar síntomas, durante muchos años.

  • Tiene forma espiral y crece en la capa mucosa que recubre el interior del estómago. Asombrosamente logra sobrevivir en este medio hostil (ácido) porque secreta ureasa, una enzima que convierte la urea química en amoniaco.

  • Es tan peligrosa que puede dañar la mucosa protectora del estómago y del intestino delgado. Y a causa de esto, el ácido estomacal, producir gastritis, úlcera (llaga abierta) e incluso cáncer de estómago.

  • Las infecciones por H.P suelen tratarse , entre otros fármacos, con mínimo dos antibióticos diferentes a la vez, para evitar que la bacteria desarrolle una resistencia a un antibiótico en particular.

  • En niños la infección por helicobácter es una de las causas más comunes de infección bacteriana crónica. Puede asociarse a inflamación de la mucosa gástrica (gastritis) y úlcera gastroduodenal. 
  • Aunque no todas las personas que la tienen desarrollan complicaciones, especialmente en el caso de los infantes, la infección suele ser  asintomática.

Síntomas

Es muy probable estar  infectado por esta bacteria y no presentar ningún síntoma. Se desconoce por qué ocurre esto, "pero es posible que algunas personas nazcan con una mayor resistencia a los efectos nocivos de helicobácter pylori",  según un artículo de la Clínica Mayo.

En el caso de haber síntomas, estos comprenden los siguientes:

  • Dolor  o ardor en el abdomen

  • Dolor abdominal más agudo con el estómago vacío

  • Náuseas

  • Pérdida del apetito

  • Eructos frecuentes

  • Hinchazón

  • Pérdida de peso involuntaria