Buenavida

¡Los pros y contras de ser multitarea!

Este tipo de comportamiento se da más en jóvenes porque creen que ese es el rendimiento que esperan de ellos como profesionales.

multitarea
Para reducir la ansiedad y el estrés, dedique tiempo durante su rutina diaria a realizar actividades físicas que le gusten, como yoga, pilates o tai chi.Shutterstock

Desde hace varios años, en el ámbito laboral sobresale el término ‘multitask’ (multitarea), el cual hace referencia a la capacidad que tiene una persona de llevar a cabo distintas actividades de forma simultánea y así demostrar mayor rendimiento en poco tiempo. Esto es visto por muchos como una virtud que la ponen en práctica para cumplir con las exigencias del trabajo, principalmente. “Los aspirantes a un empleo, en los currículums incluyen, entre sus características, que son multitareas para comunicar que son eficientes y capaces de resolver cinco problemas a la vez y así rendir económicamente”, enfatiza la psicóloga Cristina Castillo.

Sin embargo, aunque a corto plazo este nivel de exigencia puede tener características positivas (dependiendo de la personalidad y habilidades de cada individuo), a largo plazo, cuando las demandas de las actividades que se desean hacer superen la capacidad de la persona, podría ser perjudicial para la salud mental.

Lo bueno

  • Mejorar la productividad y eficiencia en menor tiempo.
  • La persona está más alerta a lo que sucede a su alrededor.

Lo malo

  • Aparición del síndrome de burnout (trabajador quemado). Esta condición surge por un aumento significativo de los niveles de estrés crónico y puede ocasionar progresivo agotamiento físico y mental.
  • Desarrollo de enfermedades como la ansiedad y depresión.
  • Falta de motivación por las actividades que lleva a cabo.
  • Perjudicial para la interacción social con las demás personas.
  • Mayor riesgo de déficit de atención y posibilidades de cometer errores.

psico

¿El amor expira?

Leer más

Qué hacer

La psicóloga manifiesta que es importante reconocer que no siempre se puede abarcar todos los problemas o actividades que están a nuestro alrededor. “Hay que tener expectativas realistas de lo que podemos o no hacer, porque no somos máquinas ni debemos actuar como si lo fuésemos. Haga un listado de sus tareas pendientes, identifique la más importante de ese momento y dele prioridad”, sugiere Castillo.

Para reducir la ansiedad y el estrés, dedique tiempo durante su rutina diaria a realizar actividades físicas que le gusten, como yoga, pilates o tai chi.

La meditación también es una buena opción y la terapia junto a un psicólogo lo va a ayudar a saber cómo manejar sus emociones.