¡A clases presenciales! Un retorno amigable

  Buenavida

¡A clases presenciales! Un retorno amigable

Por ahora, no más educación virtual. Todo lo que debe saber para que ese regreso no sea un dolor de cabeza para sus hijos, ni para usted.

Volver a la escuela será de gran motivación para los estudiantes
La educación presencial va a permitir a los chicos socializar, algo que de manera virtual no se podía hacer.Shutterstock

Después de más de un año recibiendo clases virtuales, la pequeña Valeria (5) deberá ingresar en enero a las aulas para terminar el ciclo lectivo de un modo diferente. Sin embargo, este regreso significa un cambio también para sus padres. Andrea (28), su madre, relata que este retorno le genera ciertas emociones.

“El tema del aprendizaje fue muy difícil porque tanto Inicial II como primer grado lo ha venido haciendo de modo virtual y bajo ese sistema tuvo que aprender a escribir y leer sus primeras palabras. Valeria prestaba atención a la profesora, pero entre mi teletrabajo y la casa hubo momentos que me estresé demasiado así que estoy contenta de que ingrese a las aulas para que refuerce lo aprendido”.

Pero luego está el tema de cambiar las rutinas y todo lo que conlleva la presencialidad. “Con su papá no tenemos dudas de que nuestra hija deba ingresar a las aulas, pero esto también nos preocupa. Desde su salud hasta el tema de costos por transporte escolar”.

Al margen de ese nerviosismo que hay por el regreso a clases presenciales, en SEMANA consultamos con expertas sobre cómo anticiparse y que esto no genere un estrés para los niños y adolescentes.

Acompáñelos emocionalmente

Según Paola Gómez, psicóloga educativa con diplomatura en Educación Emocional, “los hijos estarán tranquilos si los padres también lo están”.

Es decir, todas las emociones se transmiten. Si el niño o adolescente percibe en su casa ansiedad o miedo, estos sentimientos pueden bloquear el aprendizaje, y alterar su desempeño, por lo tanto, resulta fundamental “que desde el hogar los adultos analicen cómo están actuando y aprendan a autorregular sus emociones”, explicó.

La clave será organizarse previamente para todo lo que se viene. “Deben conversar con ellos y anticiparles el cambio de rutina; sobre los nuevos compañeros que harán, las medidas de bioseguridad que deberán cumplir, y toda la información que les permita estar serenos y preparados”.

Asimismo, la institución educativa debe poner su parte. Tienen que considerar que durante la pandemia cada familia vivió situaciones diferentes, por eso, la especialista también sugiere que en la escuela o colegio exista previamente un encuentro de padres para que puedan exponer todas sus inquietudes o lo que están atravesando los chicos.

“Hay familias donde han fallecido varios integrantes. Sus padres han perdido empleos, o incluso se han divorciado, entonces todas esas circunstancias traen consecuencias en su parte emocional y es necesario comunicarlas a la institución para que lo tomen en cuenta y estén atentos al comportamiento”, sugirió, y agregó que además se busque ayuda psicológica. “La salud emocional es lo más importante; si hay padres deprimidos, por ejemplo, deben recibir ayuda de un profesional por el bien de sus hijos”.

Las medidas básica de salud deben seguirse practicando en los establecimientos educativos
El uso de las mascarillas así como el lavado de manos sigue siendo una prioridad.Shutterstock

A cambiar hábitos y rutinas

Según explicó Zoila Cedeño, especialista en neuropsicología y terapista familiar, “a los seres humanos nos gusta lo que es predecible, entonces si ya sabemos que se vienen las clases presenciales, desde ya hay que empezar a establecer nuevas rutinas y hábitos a los niños”.

Y si bien el hecho de ir a hacer nuevas amistades y conocer las aulas (en el caso de los alumnos nuevos) les genera ilusión es necesario enseñarles desde casa a cumplir las reglas y normas, todas de acuerdo a su edad. “Si el niño tiene un trastorno de comportamiento va a costar un poco más, pero ahí es necesario que la institución sea empática”, enfatizó.

Para no cometer un error y que todo sea exitoso sugiere la readaptación. “En este regreso a clases las cosas no volverán a ser iguales. Es responsabilidad de las familias explicar a los niños que si bien es cierto volverán a las aulas, ya no podrán hacer cosas que hacían antes”, agregó.

El escenario cambió y la vuelta a las aulas ya es una realidad. Es entonces que el desafío de sacar adelante a esta generación se vuelve responsabilidad de todos.

La institución debe diagnosticar el punto académico de cada alumno con el fin de nivelarlo. Asimismo, infórmese del entorno que proviene el estudiante para saber cómo actuar"

Paola Gómez, psícóloga educativa

Claves para un retorno exitoso

La psicóloga educativa Paola Gómez sugiere algunas recomendaciones para los padres.

  • Establezca un horario: Este puede hacerlo junto con sus hijos, que ellos lo pinten y lo coloquen en su habitación. Incluyan en este la hora para levantarse y acostarse, de acuerdo a las necesidades del sueño. También considere los horarios de comidas y para hacer las tareas. Practíquelos unas semanas antes de asistir al plantel, de esta forma estarán preparados.

  • No se queje de esta nueva situación, ni se estrese frente a sus hijos, ya que ellos harán lo mismo y asumirán una actitud negativa frente a su formación presencial.

  • Estimule la socialización: Aunque la pandemia impidió las habilidades sociales, es probable que su hijo no se sienta cómodo haciendo nuevos amigos, tenga paciencia y ayúdelo elaborando un plan con los padres de los compañeros del aula para que entre los niños puedan fortalecer su socialización.

  • No olvide la bioseguridad: Los padres deben insistirles en cumplir estrictamente con las normas generadas y con las recomendaciones de salud. Esto quiere decir, promover el lavado de manos frecuente, con la técnica adecuada, es muy fácil si se lo enseñamos a los niños cantando; y el uso de tapabocas en forma permanente.