Arte urbano nacional: El traspaso de las fronteras

  Buenavida

Arte urbano nacional: El traspaso de las fronteras

El trabajo de Ache Vallejo llegó a México. Contó con la curaduría de Mafo López. La muestra ‘Ritos’ también recorrerá Colombia y Perú

Cultura_Arte urbano_México
Itinerario. Se expuso en la Galería Panteón de México DF. Hubo un tour por Guadalajara y Puebla.Emergencias Curatoriales / Cortesía

Ese “me fui de casa a tocar rock and roll y no volví nunca más”, de Fito Páez, puede contener múltiples significados. No solo responde a la emancipación de un lugar, sino el habitar aquello que se encuentra afuera, en la calle, en la periferia.

Juan Pablo ‘Ache’ Vallejo y María Fernanda ‘Mafo’ López se fueron de casa a tocar rock and roll, pero sus partituras no se construyen desde el sonido, sino desde el arte urbano.

Quizás, más que un rock, pintan un punk en espacios abiertos y, ¿por qué no?, en sitios cerrados. Así lo demostraron en una gira internacional, en un tour por tierras mexicanas donde la propuesta artística y el trabajo curatorial se construyeron desde una horizontalidad.

México DF, Puebla y Guadalajara fueron testigos del trabajo de estos ecuatorianos, quienes llevaron su propuesta artística y labor investigativa a través de exposiciones, intervenciones en espacio público y conversatorios.

Agenda‘Ritos’, de Ache Vallejo, se expondrá en Bogotá, en la Galería Beat Bop, en diciembre. El artista ecuatoriano ya ha realizado intervenciones en la capital colombiana.

“Todo esto desde la autogestión, desde las propias redes de colectivos independientes que abordan el trabajo creativo de calle”, explica Mafo, docente de la Universidad de las Artes y creadora de Emergencias Curatoriales, una plataforma que “entiende a la curaduría como un dispositivo político que se desborda y genera procesos sostenidos en torno al arte de calle”.

Arte

Un encuentro con la mirada de doce artistas

Leer más

A finales de septiembre, y hasta el pasado 23 de octubre, los visitantes de la Galería Panteón, en el DF, conocieron la propuesta ‘Ritos’, de Ache Vallejo: unos relatos gráficos, visuales y escultóricos que se asemejan a líneas tribales, y que responden a la indagación y cuestionamiento de “sistemas de comunicación contemporáneos y fundacionales”.

Ache, quien “se adapta a la calle, a la ciudad, y deja que ella la guíe”, busca con su trabajo “estimular la reflexión del espectador, desde lo incómodo o inusual de las formas o las letras, para provocar a través de la intervención, modificación y representación del espacio -público- y su arquitectura”.

Para Mafo, el que se exhiba el arte de calle en una galería va “más allá de entrar o salir de un lugar”, pues se trata generar una curaduría y museografía que den cuenta de una práctica cultural desde un acompañamiento no jerárquico.

La travesía mexicana también incluyó la presentación del libro ‘400 metros: arte, calle y comunidad’ de Mafo, el cual se divide en cuatro partes: 100 metros de docencia, 100 de gestión, 100 de curaduría y 100 de asfalto. “El exponer, el intervenir, el presentar una investigación, pasajes y comida, todo esto se logra gracias a la autogestión” y por el apoyo de plataformas y espacios que se tejen en la red como Arquiteknia, Gama, las galerías Panteón y De los Sapos, la propia Emergencia Curatorial, entre otras, recalca.

Continuaron ‘Haciendo calle’ por tierra azteca. Guadalajara y Puebla (donde también estuvo ‘Ritos’) fueron testigos del trabajo en exteriores de estos artistas, quienes trazaron sus líneas y formas.

Pintor

Testimonios del inconsciente

Leer más

Algo que lo vivió Guayaquil en plena pandemia, cuando Mafo fue una de las promotoras de la Bienal ‘Haciendo Calle’, de Arte Urbano, en plena pandemia, donde la cuarentena quedó plasmada. También es la gestora de ‘Cartografías paganas’, que tras su éxito espera volver al MACC de Guayaquil para plantear las ‘Cartografías del encierro: calle, memoria y pandemia’; mientras que ‘Ritos’ tendrá sus próximas paradas en Bogotá, Lima y finalmente en Quito.

Una expresión por conocer

Muchos confunden al arte de calle con actos de vandalismo. Mafo López explica que la práctica del grafiti es la que puede caer en este saco, aunque este concepto estaría caduco. “Hay que superar esta relación de arte urbano igual a vandalismo, porque el arte urbano siempre ha sido asimilado de manera positiva, pensemos en el movimiento muralista y sus grandes exponentes”, comparte la curadora. Eso sí, Mafo reconoce que aún es visto como un arte menor y se lo aborda desde una marginalidad. Además, esta docente, que en su cátedra aborda a esta expresión en la Universidad de la Artes, sostiene que el trabajo curatorial debe comprender realmente las técnicas de las propuestas urbanas. Por su parte, la travesía de López no solo estuvo por México, sino que ‘saltó el charco’. Su labor curatorial y la presentación de su libro llegó también a España. Continúa socializando la importancia de entender el arte de la calle como una expresión democrática y convergente tal cual lo realiza en Ecuador.