Zapotal, antes San Jacinto de Macagua, en la provincia de Los Rios

  Actualidad

Zapotal, antes San Jacinto de Macagua, en la provincia de Los Rios

Zapotal, provincia de Los Ríos (desde 1860), según algunos debe su nombre a la existencia de árboles de tal fruto. El zapote (del náhuatl tzapotl) se consumía en ritos sagrados “mientras cumplían los grandes preceptos, ese signo del ser de los jefes”.

Antes, según testimonios, Zapotal se llamaba “San Jacinto de Macagua”; el nombre del santo por influencia de los dominicos (llegaron a Guayaquil con Francisco de Orellana en 1538). Macagua, nombre de un río del sector, palabra también de origen náhuatl (mazatl, venado, atl, agua, y c, en o dando a entender a quien lo padece) significa “en agua de los venados”. En resumen tendríamos “San Jacinto del río de los venados”.

¿Cómo se explica que el náhuatl haya llegado hasta estas tierras? Los tsáchilas aseguran vinieron desde Centroamérica, pasaron por Colombia y se asentaron en el noroccidente de Pichincha (Yumbos); su presencia se reconoce hasta Yaguachi.

El zapote con su importancia religiosa, la riqueza hídrica y los venados configuran una tríada de vida. “San Jacinto de Macagua” es la expresión del sincretismo cultural entre lo español y lo aborigen, recuperar su historia es añadir a la riqueza cultural e histórica que late en lo íntimo de su identidad el valor y orgullo de su condición ancestral.

Fernando Terán Cueva