Que tu vivienda no pague los platos rotos por la crisis

  Actualidad

Que tu vivienda no pague los platos rotos por la crisis

Diciembre es tiempo de hacer mejoras en la casa, pero cómo hacerlo cuando hay una dura recesión económica. Los expertos te dan algunas recomendaciones

obra zapata
El mejoramiento de vivienda y locales se pone de moda en estos días. Ante la crisis hay quienes sugieren solo dar mantenimiento. La Arquitecta Ana Zapata no esta muy de acuerdo. Aquí en una obra.Cortesía

No cabe duda que el de la construcción es uno de los sectores más golpeados en este 2020. No es que haya sido uno de los más boyantes en los últimos cinco años, pero hasta 2019, la venta de casas en Guayaquil y Quito subía al menos en el último mes del año entre un 7 % y 9 %, según especialistas en el mercado. Este diciembre no ocurre lo mismo, debido a la crítica situación económica acentuada aún más por la pandemia.

Plan habitacional municipal

Entregan las primeras viviendas del plan habitacional municipal en vía a la Costa

Leer más

La receta es clara: si hay recesión e incertidumbre, comprar casa, dar para la entrada de un vehículo o hacer grandes fiestas tal vez no es muy sensato en estos tiempos. Familias como la de Fernando Alcívar, un comerciante y vendedor de seguros guayaquileño, así lo creen, y por tanto la de él ha decidido tachar de su lista de proyectos personales la adquisición de una segunda vivienda.

Pero la casa actual, esa que espera siempre agosto (el llamado mes de la construcción) o el último mes del año, para recibir mejoras ¿debe también pagar los platos rotos por lo que está pasando? Es la pregunta que seguramente se están haciendo muchos en estos días en que se recibe el décimo tercer sueldo y las ofertas en lacas, pinturas, recubrimientos y otros materiales buscan calar tanto como las de juguetes, ropa y otros artículos de la época.

MEJORAR EL HÁBITAT

Rubén Muñoz, arquitecto y ex decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, sostiene que es tiempo de "ahorrar dinero ante la incertidumbre de la Covid-19", y que un mejoramiento de la vivienda debe considerarse preferiblemente enfocado en reparaciones urgentes ante la pronta llegada de las lluvias, dejando en espera las cuestiones estéticas.

"Hacer reparaciones de techos, hacer pequeños aumentos en áreas que están descubiertas y que son necesarias para, justamente, guarnecer el habitat interior y con eso ayudar también a la salud de los ocupantes, que pueden ser víctimas de la humedad dentro de la casa", recomienda Muñoz, un ex presidente de la Asociación de Arquitectos Paisajistas del Ecuador.

ADECUACIONES NECESARIAS

Una visión un tanto diferente tiene Ana Cristina Zapata, experta en Arquitectura de Diseño de Interiores, quien sostiene que precisamente el confinamiento, el estar más tiempo en la casa, demanda hacer hoy nuevas adecuaciones para comodidad de sus ocupantes.

"Ahora más miembros de la familia permanecen muchas horas en casa, ya sea por el teletrabajo o por las clases online para los estudiantes, necesitan ambientes más confortables y funcionales donde puedan desarrollar sus múltiples actividades", dice la también catedrática de la Universidad Católica de Guayaquil.

En ese sentido, además de las habitaciones y adecuar una zona de estudio, de juegos y de descanso, Zapata considera que otra zona de la casa que requiere remodelación es la cocina, ya que la familia comparte más tiempo en esta zona, cocinando juntos o sirviéndose los alimentos. "Para eso se requiere -explica-, una cocina bien equipada y un atractivo comedor de diario".

"El estar más tiempo en casa por el teletrabajo y las clases virtuales, demanda hacer nuevas adecuaciones y ampliaciones".Ana Cristina Zapata, Diseñadora de Interiores

Claro que estos arreglos y mejoras demandan un presupuesto y una inversión que no todos pueden costear, al menos en estos tiempos en que muchos han caído en el desempleo.

El panorama es desolador y las obras de remodelación y reparaciones representan un paliativo para el sector constructor, que solo entre enero y agosto del 2020 contabilizó un total de 994 millones de dólares en pérdidas con respecto al año anterior, un 39 % menos, según el colectivo Constructores positivos.

PLANIFICAR Y REUTILIZAR

Hacer obras en casa depende de cada bolsillo y de las necesidades urgente. Los expertos en diseño arquitectónico y decoración de interiores recomiendan hacerlo, empezando con una buena planificación de lo que realmente se necesita ejecutar o readecuar y definir cuál es el presupuesto que tienen disponible. Dentro de esa previsión está el listado de todos los materiales y accesorios que se necesitan, esto le servirá de guía al momento de ir a comprar. Luego buscar los materiales de menor inversión para lograr el cambio que desean en el ambiente.

Bono navideño

Cómo ahorrar el bono navideño y por qué

Leer más

Por ejemplo, recomiendan cambiar el color de las paredes con una mano de pintura, pues eso siempre da una sensación de rejuvenecimiento de ambientes y de la vivienda en general.

"Se puede hacer obras pequeñas como cambiar el color de las paredes, eso siempre da una sensación de rejuvenecimiento de ambientes"

"También se pueden remodelar ciertos muebles usados, que estén en buen estado y laquearlos nuevamente en otro color, retapizar otros y agregar ciertos accesorios y adornos", agrega Zapata, quien es cofundadora de la Asociación de Diseñadores de Inteiores del Guayas,

Usar plantas naturales de hojas verdes de fácil mantenimiento, es otro consejo que da esta experta.

obra terminada
La cocina es uno de los lugares de reunión de la familia en estos tiempos. Aquí los tres estados de una recién readecuada.Cortesía

DECORACIONES CON AHORROS

Entre los gastos que se hacen dentro y fuera de la vivienda en esta época del año, están los relacionados con adornos y adecuaciones navideñas. La arquitecta y decoradora Julissa Pólit, sugiere que las luces y nacimientos siguen siendo importantes para muchas familias "porque acrecientan la esperanza de que el nuevo año sea de bendicion para todos".

Sin embago, ante la recesión económica actual, Pólit señala que son pocas las personas que renuevan la decoración de su hogar y que muchos están reciclando o reutilizando muchos adornos del año pasado.

"Yo propondría jugar un poco con la imaginación y crear algunos adornos en casa con ciertos materiales que sean de fácil manipulación, como madera, vinil, cartulinas, etc , y tratando de involucrar a los chicos que gustan de estos trabajos. Hay algunas obras de arte que han surgido de una necesidad así, y el resultado es maravilloso", asegura la diseñadora.

Ana Zapata agrega que las familias se están esmerando en adornar sus casas lo mejor posible, pues extrañamente -dice-, este año difícil ha provocado el deseo de celebrar con más nostalgia el reencuentro con los familiares más cercanos.

sector inmobiliario+industria+crédito

La demanda de casa revive, pero el crédito la desacelera

Leer más