Visiones extremas para el salario de 2017

  Actualidad

Visiones extremas para el salario de 2017

El panorama no es alentador. Pese a la creación, en este año, del Consejo Nacional del Trabajo y Salarios, la fijación del salario básico unificado no saldría de un acuerdo entre empresarios y trabajadores. Sus aspiraciones son diametralmente opuestas.

Gabinete. Rafael Correa lideró una reunión en el Ministerio del Deporte.

El panorama no es alentador. Pese a la creación, en este año, del Consejo Nacional del Trabajo y Salarios, la fijación del salario básico unificado no saldría de un acuerdo entre empresarios y trabajadores. Sus aspiraciones son diametralmente opuestas.

El Frente Unido de Trabajadores (FUT), por ejemplo, pide un incremento general de 130 dólares “para todos los trabajadores”. El alza representa un 35,5 % del pago vigente en este año (366 dólares).

El presidente del Frente Popular, Nelson Erazo, justificó su pedido de una remuneración de 496 dólares mensuales porque, a su criterio, es el monto mínimo que necesitan los ecuatorianos.

Él sostuvo que fijar un aumento solo tomando en cuenta el porcentaje de inflación anual es injusto y no se ajusta a la realidad económica nacional. Ese ejemplo no superaría, explicó ayer en rueda de prensa en Quito, una elevación de cinco u ocho dólares. Es decir, el salario de 2017 sería, en el mejor de los casos, de 374 dólares.

Ese es un monto más real, a decir del sector empresarial. Los representantes de los empresarios esperan que la decisión final tome en cuenta la realidad económica que enfrentan las empresas. Algunas, dicen los voceros, tuvieron que hacer ajustes a sus presupuestos de este año y hasta despedir personal.

Xavier Sisa, representante de los empleadores ante el Consejo Nacional del Trabajo y Salarios, explicó que la nueva entidad permite un mayor cruce de información entre las partes. El Ministerio de Trabajo, por ejemplo, facilitó cifras del mercado nacional para que empresarios y trabajadores tengan bases similares para hacer sus proyecciones.

Pese a esa facilidad, dijo Sisa, todavía hay limitaciones en el consejo. Además, aún no se convoca a la primera reunión para tratar el nuevo salario. Tentativamente se habló del 12 de diciembre, pero no hay una convocatoria oficial.

El presidente Rafael Correa mantuvo, ayer, una reunión, en Quito. Ahí realizó el taller de política laboral, servicio público y seguridad social para analizar el mercado en 2017.  JMF