Otra vez, un nino...

  Actualidad

Otra vez, un nino...

Abro el diario y leo un titular que dice: “Asambleístas horrorizados con casos de abuso sexual”. Pero, ¿qué es esto? ¡Nosotros estamos horrorizados con ustedes, pues en sus manos está la salida! En mi artículo de la semana pasada afirmé: “...esto tiene solución: la cadena perpetua... Un pederasta en la calle es un niño en peligro. O muchos. ¿Habrá alguien en ese circo llamado Asamblea que mande una reforma al COIP de un solo artículo, o tendremos que utilizar el procedimiento de iniciativa ciudadana?”. Dejen de andarse horrorizando y hagan aquello para lo cual les pagamos el sueldo: reformen el art. 170 del COIP y en la parte que dice “será sancionado con pena privativa de libertad de 19 a 22 años”, pongan: “será sancionado con cadena perpetua, pena que no admitirá rebajas de ninguna índole y que forzosamente deberá cumplirse en los centros de rehabilitación penitenciaria”, para excluir los grilletitos electrónicos, las presentaditas ante el juez, los arrestitos en casa y todas estas alcahueterías patentadas por esta revolución de porquería para impedir que los delincuentes den con sus huesos en la cárcel y paguen ahí sus culpas. Y en lugar de andar paseando por Bélgica con $ 250 diarios de nuestros impuestos para ir a visitar al trasnochador del Twitter, destinen ese dinero a una campaña de difusión para lograr que todos los degenerados estos sepan que -donde le vuelven a tocar un pelo de la cabeza a un niño- no habrá forma de que salgan de la cárcel. Y a ver si de los sueldazos hacen una colecta para darle a esa pobre criatura que ahora tiene VIH porque un depravado abusó sexualmente de ella.

La cadena perpetua no es una forma de venganza: “La postura más común entre los expertos es que la pedofilia, entendida como preferencia sexual por los niños o niñas, es algo que no puede curarse”. (https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20161021/164734519_0.html). Repito: un pederasta en las calles, es un niño en peligro.

Espero que alguien tenga la decencia de presentar el proyecto de reforma. Pero ya. Hay 13.671 denuncias de abuso sexual en 3 años. Inadmisible.