Al vaiven del petroleo y la bolsa

  Actualidad

Al vaiven del petroleo y la bolsa

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Las bolsas siguen con signos de debilidad y el petróleo no tiene visos de mejores días. Ayer fue un día de malas noticias.

Las principales bolsas europeas y asiáticas tocaron su nivel más bajo en más de dos años, ante las persistentes preocupaciones sobre el impacto que tendrán en los bancos unas tasas de interés sostenidamente bajas.

El sector financiero se enfrenta a numerosos problemas: una baja de beneficios, una economía mundial que se frena y tasas negativas en todo el planeta, lo que reduce su capacidad para mejorar su rentabilidad.

Deutsche Bank, primer banco alemán, que se desplomó en bolsa en las últimas semanas, tuvo que publicar un comunicado para tranquilizar a sus inversores sobre su capacidad para pagar deudas. E intentó apagar fuegos al afirmar que las incertidumbres que amenazan a la economía mundial no vienen de la zona euro.

Como si fuera poco la Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió ayer contra las previsiones optimistas que apuntan a un freno en la caída de los precios del petróleo y señaló que no percibe un aumento a corto plazo. Y dejó un veredicto final: del precio del petróleo no ha tocado fondo.

Bolsas europeas

Un ‘huracán’ en las finanzas

Las principales bolsas europeas mantuvieron ayer las pérdidas, las cuales en algunos casos como en los mercados de Milán y de Madrid superaron el 2 %.

Al cierre de la sesión, el parqué italiano se hundió un 3,21 %, mientras que la bolsa española bajó un 2,39 %.

Por su parte, París descendió un 1,69 %, Fráncfort un 1,11 % y Londres un 1 %.

En los dos días de esta semana, el mercado italiano ya suma unas pérdidas del 7,75 %, el español del 6,73 %, el de París del 4,84 %, el de Londres de casi el 4 % y el de Fráncfort del 4,38 %.

Esto tiene un efecto en Ecuador que tiene a Europa como uno de sus principales destinos de sus exportaciones no petroleras. Es allí donde desembarca el 35 % de los 317 millones de cajas de banano y un 30 % del camarón, por lo que cada apretón en la economía de sus consumidores impacta en las ventas de esos commodities.

Los expertos consultados por la agencia EFE consideran que la evolución del mercado europeo reflejó, un día más, las dudas que existen respecto a la recuperación global. Si el viernes pasado no convencieron los datos del mercado laboral de EE. UU., ayer sorprendieron de forma negativa los de la producción industrial de Alemania. Se unió la situación de la entidad alemana Deutsche Bank, que volvió a los números rojos, tras desplomarse cerca de un 10 % el lunes.

Petróleo

El precio no ha tocado fondo

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su informe sobre el mercado del petróleo de febrero desmontó las principales presunciones sobre el exceso de oferta global, que ha desplomado los precios en más de un 70 % en el último año y medio.

Subrayó que la persistente especulación sobre un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores (OPEP) y los principales productores que no pertenecen a ese organismo para reducir la producción no es más que una conjetura.

El documento añade que, pese a la creencia de que la producción no va a crecer tan fuerte en 2016 como lo hizo en 2015, la iraquí alcanzó en enero un nuevo récord, hay elementos que hacen pensar que los encargos de Arabia Saudí han aumentado, e Irán ha puesto el acelerador tras el levantamiento de las sanciones.

Mientras tanto, la estatal rusa Rosneft, la mayor petrolera mundial por volumen de bombeo, y la compañía venezolana Pdvsa podrían considerar reducir sus proyectos de inversión en Venezuela debido a los bajos precios del crudo. Vitol, el mayor operador mundial de petróleo, prevé que la demanda global de crudo aumente en hasta 1 millón de barriles por día en 2016, una fuerte desaceleración respecto al año pasado debido a que se disipa el efecto de los bajos precios del crudo.