Actualidad

Trump enfada al partido por sus dichos sexistas

Donald Trump rechazó tajantemente ayer los pedidos para que renuncie a su candidatura republicana a la Casa Blanca tras conocerse un vídeo de 2005 en el que menosprecia a las mujeres, al asegurar que “hay cero chance” de que la abandone.

Atracción. El  ‘Naked Cowboy’ aprovecha para captar clientes frente a la Torre Trump, en Manhattan, Nueva York.

Donald Trump rechazó tajantemente ayer los pedidos para que renuncie a su candidatura republicana a la Casa Blanca tras conocerse un vídeo de 2005 en el que menosprecia a las mujeres, al asegurar que “hay cero chance” de que la abandone.

“Nunca, jamás, me doy por vencido”, dijo Trump al diario The Wall Street Journal, en respuesta a pedidos desde el propio Partido Republicano para que abandone la campaña.

“El respaldo que estoy logrando es increíble, porque Hillary Clinton es una candidata terriblemente imperfecta”, añadió el magnate, a las puertas de enfrentar esta noche a su rival republicana en el segundo debate presidencial en St. Louis.

Trump se disculpó el sábado, luego de que The Washington Post divulgara el vídeo que ha dado a Clinton munición fresca para el debate.

“Fueron chistes de vestuario, una conversación privada de hace años... me disculpo ante todos aquellos que puedan haberse sentido heridos”, se justificó Trump en un vídeo divulgado en su cuenta Twitter.

Calificando el escándalo como una “distracción electoral”, Trump prometió “ser un mejor hombre mañana, y no decepcionarlos jamás”.

Pero hasta su propio compañero de fórmula, Mike Pence, se dijo “ofendido” por los dichos lascivos. “No consiento estas declaraciones y no puedo defenderlas”, afirmó en un comunicado, agregando que Trump tendrá la oportunidad de “mostrar lo que está en su corazón” durante el debate.

El congresista republicano por Utah, Jaseon Chaffetz, expresó su repudio en la cadena Fox. “No puedo seguir apoyando conscientemente a esta persona para la presidencia”, dijo.

“Estoy enfermo por lo que escuché hoy”, expresó en tanto el jefe de la bancada republicana en el Congreso, Paul Ryan.

Hubo varios republicanos que reclamaron a Trump abandonar la campaña, como los congresistas Barbara Comstock y Mike Coffman, y el exgobernador de Utah Jon Huntsman. El senador por Utah, Mike Lee, dijo: “Respetuosamente le pido que dé un paso al costado”; y el senador de Illinois Mark Kirk tuiteó que debería “abandonar” la liza electoral y el Partido Republicano “emplear reglas para un reemplazo de emergencia”.

En 2005, Trump era un hombre de negocios y estrella de la televisión que acababa de casarse con su tercera esposa, Melania Knauss. En el vídeo, Trump le dice a un presentador de televisión durante una conversación grabada -sin su conocimiento- en un automóvil que “cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerlo. Uno puede hacer lo que quiera”.

Además, le cuenta su primer intento fallido de seducir a una mujer, cuyo nombre no se conoce. “Lo intenté y no pude, lo reconozco”, dijo Trump. “Me fui hacia ella como a una perra, pero no pude llegar a eso. Y estaba casada”, afirmó. “Me siento atraído automáticamente por las bellas (...) las beso enseguida, como un imán. Yo las abrazo, sin siquiera esperar”, expresaba en la grabación.